Citroën oli: un enfoque diferente para presentar el nuevo logo de la marca

Citroën oli

Gustavo López Sirvent

Este concept car eléctrico tendrá una autonomía de hasta 400 km

Si Citroën buscaba notoriedad y publicidad gratuita para presentar su nuevo logo en un vehículo también novedoso, lo ha conseguido. París ha sido el escenario elegido para que la marca de los dos chevrones presente el Citroën oli, un llamativo urbano, basado en el Ami, pero que recuerda a un Hummer a primera vista. Eso sí, más pequeño y es un coche eléctrico.

De esta forma es como la compañía francesa da la bienvenida al futuro, en el que jugará con el respeto por el medio ambiente, a la vez que tratará de innovar en tecnología. Evidentemente que obviaremos su nombre (ya sabes cómo suena si le pones la 'h') para no caer en literatura barata y nos ceñiremos a las palabras de Laurence Hansen, directora de Producto y Estrategia de Citroën.

"Es un círculo vicioso: ofrecer más autonomía eléctrica requiere una batería más grande. Añadir más tecnología requiere más potencia, lo que también implica una batería más grande. Todo esto agrega peso, complejidad y coste, y cuanto más pesa un vehículo, menos eficiente es”, explica. 

La representante de la marca apostilla con un mensaje significativo e identificativo: “El oli muestra lo que puede ocurrir al adoptar un enfoque completamente diferente”.

 Vincent Cobée, CEO de Citroën, centró su discurso en la importancia en cuidar y respetar el medio ambiente a través de sus vehículos: "La era de la abundancia puede haber terminado, y el aumento de las regulaciones y de los costes puede limitar su capacidad para moverse libremente", indicó. 

El responsable de la firma francesa agregó que desde Citroën apostarán por la concienciación en el sentido medioambiental: "La creciente concienciación sobre la necesidad de acelerar los esfuerzos para prevenir el cambio climático nos hace más conscientes y exigentes desde el punto de vista del medio ambiente".

Desde el exterior

Citroën oli (2)

La presencia externa del Citroën Oli puede tener las lecturas que cada persona quiera porque el eclecticismo (por llamarlo de alguna manera) se ha apoderado de este concept car. Ha sido elegido para presentar el nuevo logo de la marca, que, en breve, también llevarán otros automóviles y concesionarios de la casa del doble chevron.

No es un coche excesivamente grande (mide 4,20 m de longitud, 1,65 m de altura y 1,90 m de anchura), ya que sus diseñadores querían ir más allá de su uso como coche. Querían "una movilidad eléctrica pero simpática". El vehículo presentado cuenta con unas llantas mixtas de acero y aluminio con neumáticos sostenibles e inteligentes Goodyear Eagle GO.

“No nos da miedo mostrar cómo se construye el vehículo, para que se vean los marcos, los tornillos y las bisagras, por ejemplo. Apostar por la pureza nos permite diseñar de forma diferente y desafiarlo todo. Es como adoptar un enfoque analógico de muchas cosas que hoy se han convertido en digitales”, añade Leclercq.

“Por eso hemos adoptado un enfoque menos automovilístico con el oli, dado que esta pureza e ingenio serán lo que inspire a elementos de nuestro lenguaje de diseño de los próximos años”, explica Pierre Leclercq, jefe de Diseño de Citroën.  El capó, el techo y la zona de carga montan paneles construidos en cartón con estructura en nido de abeja. 

Se pueden renovar, actualizar y reparar con piezas recicladas y vendidas a varios clientes. También llama la atención un parabrisas poligonal nada común que, a su vez, no tiene ningún tipo de inclinación para favorecer la aerodinámica, como en los coches clásicos hasta mediados del siglo XX, porque "el Citroën oli no está pensado para ir a 200 km/h", detallan los responsables. 

Este coche conceptual equipa un sistema experimental de canalizaciones aerodinámicas 'Aero Duct' entre la sección delantera del capó y el panel superior plano que deriva el aire hacia el parabrisas, para crear un efecto de cortina que suaviza el flujo de aire sobre el techo. Asimismo, creen que este tipo de parabrisas plano presenta otras ventajas:

 "La distancia entre la parte superior y la inferior es más corta y requiere una menor cantidad de vidrio. Además de reducir el peso y la complejidad, la menor superficie permite que sea menos costosa de producir o sustituir y disminuye la exposición de los ocupantes a los efectos del sol", relatan. 

Informan los miembros de la marca que se va a reducir "hasta un 17%" la demanda de energía que el sistema de aire acondicionado exige a sus baterías.

Citroën ha tenido como socio de aventura a BASF. Entre ambos han fabricado los paneles de la estructura, que están hechos a partir de cartón corrugado reciclado con una arquitectura de tipo sándwich en nido de abeja entre paneles de refuerzo de fibra de vidrio. 

Esos paneles están revestidos con resina de poliuretano Elastoflex cubierta con una capa protectora de Elastocoat resistente y texturizada, con pintura al agua R-M Agilis de BASF. 

La simplicidad destaca en su interior

La simplicidad es la característica interior en el oli. Sus paneles maximizan el almacenamiento, con huecos, una red de almacenamiento abierta y una almohadilla naranja para el reposabrazos recubierta de tejido de poliéster 100% reciclado y reciclable. Todo ello se extrae del diseño del Ami, pero con una evolución.

Cuando abrimos las puertas lo haces desde un tirador reciclable, que se presenta a través del panel y que está directamente conectado al mecanismo. Los tornillos y las fijaciones utilizados en las puertas y los asientos son intercambiables. Además, los asientos utilizan un 80% menos de piezas que un sillón tradicional.

Las plazas donde te acomodarás están fabricadas con materiales reciclados y los respaldos de malla mejoran la luz natural en el interior del vehículo. Por si fuera poco, pueden mejorarse o personalizarse  para adaptarse al gusto de los dueños. Son de color naranja brillante, están formados por estructuras tubulares sobre las que se monta un cojín de poliéster 100% reciclado y reciclable.

La modernidad continúa con los  respaldos de malla impresa en 3D, que cuentan con un reposacabezas integrado y están inspirados en mobiliario de oficina. En los asientos traseros se puede usar el marco  del respaldo para montar accesorios; hay USB, portavasos, una red para revistas como en los aviones o una pequeña bandeja para tomar algo.

Los asientos delanteros se fijan al suelo a través de anillos de aislamiento de TPU flexibles y reciclables que absorben las imperfecciones de la carretera y las vibraciones, y se reflejan en los aclamados Amortiguadores Hidráulicos Progresivos (Progressive Hydraulic Cushions) de la marca.

Los asientos traseros individuales, aparentemente igual de cómodos, están hechos con materiales similares y los respaldos se pliegan para ampliar el suelo del compartimento de carga trasero. Los reposacabezas circulares de TPU montados sobre el techo, flotan sobre los respaldos y se pliegan en el techo cuando es necesario.

"En cada lado del vehículo, bajo los asientos traseros y accesibles cuando las puertas traseras están abiertas, se emplaza un discreto compartimento para guardar un botiquín de primeros auxilios. Es un interior espacioso e innovador; con un travesaño como salpicadero, proyector HMI 'Smartband' e infoentretenimiento 'bring your own device'", destacan desde la marca gala. 

Motor y prestaciones

Tanto material reciclado provoca que su peso no sea exagerado. Sus 1.000 kg permiten que tenga una pequeña batería de 40 kWh, que ofrecerá, en principio, una autonomía de hasta 400 km. Tiene limitada su velocidad máxima a 110 km/h, con lo que promete un consumo de 10 kWh/100 km y cargar del 20% al 80% se completa en 23 minutos. 

Citroën va más allá. Exponen que, con el 'Vehicle to Grid' (V2G), el oli ofrece la posibilidad de que su propietario gane dinero almacenando el exceso de energía de los paneles solares del hogar y vendiéndolo a los proveedores de energía, así como ayudando a gestionar los problemas de energía cuando hay un pico de demanda o un corte de energía en la red.

Pusieron como ejemplo que con la función 'Vehicle to Load' (V2L), si utiliza su batería de 40 kWh, con una toma de corriente de 3,6kW (el equivalente a un enchufe doméstico de 230 V y 16 Ah), este coche puede, en teoría, suministrar energía a un dispositivo eléctrico de 3.000 W durante, aproximadamente, 12 horas.

Todavía no hay precio

Ni de lejos se habló de precios, ya que estamos hablando de un concept car, pero Citroën recuerda: "el Ami es extravagante y sin complicaciones, y sus modelos electrificados y 100% eléctricos, como los ë-C4 y nuevo ë-C4-X, y los vehículos comerciales ligeros, como los ë-Berlingo y ë-SpaceTourer, ya permiten acceder a los beneficios de la electrificación con el confort". 

Por último este nuevo modelo ha originado que Citroën reevalúe todos los servicios y la experiencia que ofrece a los propietarios de vehículos eléctricos a lo largo de su asociación con la marca, sobre todo ante el aumento de los costes y los retos de la movilidad. Por este motivo, la compañía ha diseñado un nuevo programa de servicios y experiencias ‘CITIZEN by Citroën’ basado en el oli. 

Conoce cómo trabajamos en TopGear.