Gilles Vidal, jefe de diseño de Renault: el R5 "no intenta ser vintage"

Renault 5 R5 eléctrico 2024

Con una imagen que evoca poderosamente a modelos anteriores, el nuevo Renault 5 eléctrico llegará al mercado con la seguridad de convertirse en un superventas: no hay nada como tocar la fibra sensible y además poner un buen precio...

Seguramente no te habrá pasado por alto: el Renault 5 eléctrico ha hecho finalmente su debut mundial en el Salón del Automóvil de Ginebra de 2024 tras meses de teasers, adelantos y fotos espía.

Ahora ya sabemos que se podrá escoger con tres niveles de potencia, 95, 120 y 150 CV, y dos tamaños de batería, 40 y 52 kWh (para el más potente), que ofrecen una autonomía de hasta 400 km.

Más aún, también está en preparación la variante deportiva, que llegará con el nombre de Alpine A290 y que seguro que será un superventas a juzgar por su imagen y la relación entre prestaciones y precio que prometen

Pero olvidémonos por un momento de las cifras y centrémonos en lo que realmente interesa: el diseño

El estilo es primordial para el sucesor del R5 original, como explica el jefe de diseño de Renault, Gilles Vidal. "La idea para el exterior es encontrar pistas y matices del vehículo histórico, inspirándonos en el Supercinco y el Turbo y hay indicios de ello por todas partes", según palabras a nuestros compañeros de TOPGEAR.com.

"En la parte delantera, por ejemplo, hemos intentado recrear los faros del coche original en 1972, cuando Renault inundó las calles de R5 y pintó sus faros para darles una especie de aspecto chispeante y animado de personaje de dibujos animados". 

"Cuando se pasa a la parte trasera, las luces verticales traseras proceden del Supercinco y los enormes hombros se relacionan con el Turbo". 

Renault 5 R5 eléctrico 2024

Lo que se ha convertido en el puerto de carga del capó era en su día un panel rectangular de plástico. Es un buen ejemplo, porque a veces no siempre quieres que una pieza tenga la misma función, y sin embargo la necesitas para que el coche sea reconocible por lo que intenta ser". 

El compromiso de Renault de conservar ciertos sabores del coche antiguo está claro, pero ¿cómo se trasladará esto al interior, donde este enfoque sería mucho más difícil de lograr en la era digital?

"Ha habido algunos salpicaderos diferentes a lo largo de las generaciones, y ahora tenemos uno de dos niveles separados por escalón. Lo que antes era un enorme trozo de plástico con agujas y tornillos que sobresalían y se veían, ahora son pantallas".

Renault 5 E-Tech (2)

"Luego tenemos los cuadrados en el techo, que parece que ya nadie hace porque es cosa del pasado. Pero cuando entras en el coche, no tienes esa sensación vintage, sino moderna. Ese es realmente el tipo de cosas que intentamos hacer para que la gente recuerde".

¿Cómo se adaptará este nuevo 5 a la próxima generación, que lo verá como un producto totalmente nuevo y no como un remake de un coche antiguo? 

"A mis hijos no les importan tanto los coches antiguos, ni siquiera los conocen. Así que este nuevo Renault 5 tiene que molar por lo que es. Intentamos alejarnos de las referencias retro; nos preguntamos qué es lo que apreciarán del nuevo coche, y qué es lo que encontrarán guay y futurista en él, y así es como elaboramos todo".

"Por supuesto, recordarán algunos principios del clásico, pero la forma en que hemos ejecutado el diseño es no intentando ser vintage en absoluto. Intento explicarlo así: si haces un primer plano del coche, en cualquier parte del exterior o del interior, no encontrarás ni un solo detalle de aspecto vintage, y ese es el truco".

Para terminar, preguntamos a Vidal sobre la posibilidad de un regreso a gran escala de la insignia Turbo, a lo que respondió con una sonrisa: "Ya veremos": "Ya veremos".