Leapmotor es una marca china que llega de la mano de Stellantis para vender eléctricos baratos en Europa

Leapmotor C10

El paraguas del gigante multimarca neerlandés se abre para que esta nueva marca aterrice en el Viejo Continente con, de momento, dos nuevos coches eléctricos: el T03 Tiddler (un pequeño utilitario) y el SUV C10. Posteriormente está previsto que lleguen otros cuatro modelos más.

Texto original de Paul Horrell

El importante fabricante chino de vehículos eléctricos, Leapmotor, comenzará a vender sus automóviles en Europa el próximo otoño. Llega de la mano del gigante multimarca Stellantis. El primero de ellos será el utilitario T03 Tiddler; el segundo, un SUV  más grande, el C10. Se venderán bajo el nombre de Leapmotor sin cambiar su denominación.

El T03 tiene potencial para ser uno de los vehículos eléctricos más baratos, rival del Dacia Spring . Tiene una autonomía de 266 kilómetros según el ciclo WLTP.

En el anuncio de la asociación, el CEO de Stellantis, Carlos Tavares, dijo: "Me he comprometido con mis nietos a hacer todo lo que pueda en este trabajo para resolver el calentamiento global. El objetivo es acelerar el despliegue de vehículos eléctricos. Eso depende de la infraestructura de carga y del coste. de los vehículos. Y este acuerdo ayuda a hacer vehículos eléctricos más baratos", afirmó.

Hablando del C10 más grande, el fundador y director ejecutivo de Leapmotor, Jiangming Zhu, mencionó al Tesla Model Y y al Volkswagen ID.4 como posibles adversarios. Añadió que la posición de Leapmotor es proporcionar espacio y tecnología similares a los de sus rivales, pero a un precio más económico.

Leapmotor T03 Tiddler

Un turismo pequeño y un SUV más grande son una combinación extraña para establecer una marca. Pero otros cuatro coches completarán la gama en muy poco tiempo: un crossover más pequeño que el C10 (también el próximo año), uno al estilo del VW ID.3 (a principios de 2026) y un pequeño compacto (a finales de 2026) y un crossover más pequeño (para 2027).

Leapmotor se mueve asombrosamente rápido. Zhu financió la empresa en 2015 y en dos años estaba vendiendo sus primeros vehículos. Ahora ocupa el tercer lugar entre los fabricantes de vehículos eléctricos e híbridos enchufables en China.

El C10 se encuentra en la nueva plataforma de desarrollo propia de la marca. Tiene una batería CTB - 'Cell to Body'-, lo que significa que sus celdas están integradas directamente en la carrocería sin módulos intermedios ni una estructura de paquete. Esto ahorra espacio, peso y costes. 

El precio final se ha reducido aún más al resistir la tentación de una gran capacidad de carga, por lo que el alcance es de 420 kilómetros. Se puede considerar suficiente para un coche de ese tamaño.

También se afirma que tiene un "control inteligente top" y "la mejor conducción premium del segmento", pero, por supuesto, todos los fabricantes dicen eso. Nosotros seremos el juez, gracias.

Así, Leapmotor se afianza fuera de China. ¿Qué hay para Stellantis? Obtiene poco más de la mitad de los beneficios de cada coche vendido, ya que la nueva empresa conjunta internacional está formada por un 51% para los de los Países Bajos y un 49% para los chinos. También ha adquirido una participación del 21% en la propia Leapmotor, dándole acceso a las tecnologías menos importantes.

Tavares ya se ha mostrado como uno de los detractores de los aranceles comerciales internacionales. Pero también se queja de que los fabricantes de automóviles chinos reciben ayuda de su gobierno de una manera que los europeos no reciben. 

Este acuerdo es su protección contra eso. Si es más barato vender coches chinos aquí cuando se fabrican en China, Stellantis ahora puede hacerlo y quedarse con una parte. 

Si resulta que Europa impone los aranceles, los vehículos de Leapmotor podría construirse en las fábricas de Stellantis en el Viejo Continente. Por eso, cuando se le preguntó, no descartó la posibilidad de que el pequeño T03 se fabrique junto con pequeños Fiat en su fábrica de Polonia.

Si a Leapmotor realmente le va bien, la nueva empresa conjunta, Leapmotor International, sería enorme. Tiene derechos exclusivos para vender y fabricar todos sus automóviles fuera de China. Su alcance inicial va más allá de Europa: incluye India, Australia y América Latina, donde Stellantis ya es fuerte y se necesitan vehículos eléctricos más baratos.