Pasar al contenido principal

Llega el nuevo Volkswagen ID.5: 2022 será su año

Volkswagen ID.5 2022 TG

Le toca el turno al coupé

Es un eléctrico. Es un SUV. Es más: es un SUV eléctrico. Qué podría salir mal, ¿no? Te presento al nuevo Volkswagen ID.5, el tercer producto de la gama ID que está llamada a revolucionar el mercado cuando llegue en 2022.

Tengan razón o no, lo cierto es que todos los eléctricos de Volkswagen se convierten, para bien o para mal, es una especie de vara de medir frente a la que se acaban comparando todos los modelos. Por ejemplo, el Cupra Born (lee prueba aquí) me gusta más que el ID.3. El Skoda Enyaq amenaza seriamente al ID.4. Y así.

Volviendo al nuevo Volkswagen ID.5, se trata de una versión del ID.4 que utiliza la misma plataforma para vehículos eléctricos que sus hermanos de marca: la MEB. Eso significa que tiene algunas cosas que no varían, como la ubicación de las baterías entre las ruedas, la batalla de 2,77 metros o la utilización de pulsadores táctiles en el interior.

En el exterior, lo más evidente es la línea coupé. Sí, la caída de la parta trasera es importante, pero desde Wolfsburgo aseguran que tiene apenas 12 mm menos de espacio para la cabeza que en el ID.4 (aquí la prueba).

Lo cierto es que no estoy mal ahí detrás. Tengo espacio para las piernas, la coronilla queda moderadamente lejos del guarnecido superior y en general disfruto de una buena visibilidad.

Salto a las plazas delanteras y el nuevo Volkswagen ID.5 que llegará en 2022 me demuestra que aquí hay pocas novedades. Y no creo que sea malo. El diseño del salpicadero mantiene las líneas horizontales y no hay consola central, por lo que la sensación de desahogo al ver esa zona despejada es importante.

Acomodado en los asientos de material reciclado, lo que veo me resulta muy familiar. Tras el volante aparece la pantalla de 5,3 pulgadas habitual en los modelos MEB con el selector de marchas ubicado a su derecha. 

También el volante con los pulsadores táctiles es idéntico y lo mismo puedo decir de la pantalla central de 12 pulgadas, que es de este tamaño en todos los acabados.

Desde ahí se controla todo el sistema y, como ocurre con el resto de modelos, tienes que acostumbrarte a operarlo a través de pulsadores táctiles y de un menú de control que te exige apartar la mirada de la carretera más de lo deseable.

Cosas del futuro, que también tiene su lado positivo: la tecnología que te hace la vida más fácil también existe. Por ejemplo, hay faros son led matriciales, la conectividad Car2x, el HUD con realidad aumentada (aunque tengo mis reservas acerca de la verdadera utilidad de esto)... 

El Volkswagen ID.5 llegará en forma de tres versiones. Su batería será siempre de 77 kWh, pero habrá tres escalones de potencia:

  • ID.5 Pro: 174 CV
  • ID.5 Pro Performance: 204 CV
  • ID.5 GTX: 299 CV

El ID.5 de 174 CV llegará a los 520 km de autonomía con una sola carga, según WLTP y acelera de 0 a 100 km/h en 10,4. En el caso de la versión de 204 CV, también es capaz de recorrer 520 km con la batería llena, pero en este caso mejora el 0 a 100 en dos segundos: marca un tiempo de 8,4.

Estos dos modelos tienen un motor eléctrico ubicado sobre el eje trasero y son de propulsión. Junto con la unidad de control, el propulsor marca un peso en báscula de apenas 90 kg, por lo que su masa no afecta a la conducción. 

En el caso del ID.5 más deportivo, el GTX, aparte de esta unidad de potencia aparece otra en el eje delantero de 109 CV, por lo que hablamos de un modelo de tracción integral que se permite el lujo de hacer el 0 a 100 km/h en 6,3 segundos (esto es 0,1 s más lento que el ID.4 GTX).

En esta última versión, aparte de los habituales modos de conducción aparece uno adicional. Traction, que mantiene los dos motores encendidos en todo momento (como en el modo Sport), pero activa una curva de potencia diferente para avanzar a baja velocidad por terrenos complicados.

La parte buena de los modelos 4x4 eléctricos es que son mucho más rápidos que los modelos de combustión, ya que son unidades de control las encargadas de gestionar el reparto de par en cada eje, por lo que es mucho más rápido y efectivo. 

En cuanto a tecnología, el Volkswagen ID.5 que llega en 2022 lo hace con nuevo hardware más rápido y con mejor capacidad de cálculo para un funcionamiento más fluido. 

También estrena la versión del software 3.0 y es capaz de recibir actualizaciones OTA (a través de la red GSM, aunque no es 5G) para mantenerse actualizado en todo momento.

De hecho, esta versión 3.0 mejora algunas funcionalidades. Por ejemplo, el control por voz está más conseguido y aparece la posibilidad de aparcamiento automatizado (memoriza hasta 50 metros de maniobras)

Y sobre todo, muy importante en un eléctrico, mejora la capacidad de carga. Los ID.5 llegan con hasta 135 kW, 10 más que antes, por lo que ganarás nueve minutos al pasar del 20 al 80%. Por cierto, esta evolución llegará vía actualización inalámbrica a todos los ID que ya circulen.

El ID.5 2022 llegará a España a principios de 2022 y lo hará con un precio sensiblemente superior al del ID.4. Primer llegarán los ID.5 de 174 y 204 CV y un poco más tarde la versión GTX.

Y además

Buscador de coches