Pasar al contenido principal

Fin a gasolina y diésel: Reino Unido prohíbe todo coche que no sea eléctrico desde 2035

En un principio esta decisión estaba prevista para 2040, pero...
Londres

Los coches eléctricos están pegando un subidón en ventas durante los últimos meses, y cada vez más gente opta por llevarse a casa un coche nuevo de este tipo dadas las restricciones por contaminación en las grandes ciudades. No obstante, por si hay alguien que todavía está indeciso con el tema y quiere conservar durante mucho tiempo su vehículo de combustión, ya sea gasolina o diésel, quizá tenga que hacerlo para toda la vida. Al menos si vive en las islas británicas, porque acaba de ser anunciado que Reino Unido prohíbe la venta de coches que no sean eléctricos a partir de 2035. Jaque mate.

Reino Unido prohíbe la venta de coches que no sean eléctricos a partir de 2035

Pues sí, simplemente el hecho de decir que en Reino Unido no se podrán comprar coches diésel o gasolina a partir de 2035 ya es bastante fuerte. Puede parecerte que falta una eternidad para que llegue ese año, pero nada más lejos de la realidad. Son menos de 15 cursos. Es una medida muy radical que en un primer momento estaba prevista para el año 2040, si bien Boris Johnson, primer ministro británico, ha anunciado que la cosa se adelanta cinco años.

Te interesa: ¿coche diésel o de gasolina?

Lo más sorprendente de todo no es solo el adelanto, sino que la medida también se torna más dura. Así, lo que antes únicamente afectaba a los vehículos 100% de combustión, ahora se extiende a todo aquel que tenga un motor de este tipo. Esto quiere decir que los híbridos también están sentenciados, ya sean de gas, eléctricos no enchufables o eléctricos enchufables. Cualquier coche con un motor térmico tiene fecha de caducidad.

Londres

Esta medida ha sido anunciada por el propio Boris Johnson aprovechando un marco amigable para ello, como ha sido la víspera de la presentación de la COP26. Se trata de una conferencia del clima que se celebrará a finales de este mismo año en Glasgow. Así que lo normal será que allí conozcamos más detalles acerca de la prohibición de la venta de coches gasolina y diésel en Reino Unido a partir de 2035, si no antes.

Solo eléctricos y de hidrógeno

Que también hayan sido tachados de la lista los híbridos enchufables ha sorprendido a muchísima gente, entre los que me incluyo. Las baterías tienen cada vez mayor capacidad, y su usabilidad es estupenda. Dentro de poco muchos ya podrán recorrer más de 100 km en un modo 100% eléctrico. Sin embargo, desde Reino Unido se ha decidido que no tienen nada que hacer. Tan solo los que tengan un sistema de propulsión totalmente eléctrico y los vehículos de hidrógeno serán válidos.

Para terminar, está por ver si esta medida no se adelanta todavía más. Sin duda se trata de una transición bastante acelerada y que requerirá mucha prisa por parte de las marcas en relación a sus futuros proyectos e inversiones. Y tú, ¿estás de acuerdo?

Más:

Reino Unido

Y además