Pasar al contenido principal

Las ventas de coches cero emisiones superarán a los de combustión en 2028, según un estudio

precios dacia spring
Bola de cristal: en China será en 2033 y en EEUU, en 2036

El avance de los vehículos eléctricos, de los cuales se vendieron 3,2 millones de unidades en todo el mundo en 2020 de los casi 78 millones de vehículos de todo tipo que se vendieron durante el año según la organización de fabricantes OICA se va a acelerar de forma definitiva esta década. Un estudio de la consultora Ernst & Young (EY) asegura que en apenas 8 años, para 2028, en Europa ya se venderán más vehículos cero emisiones que vehículos de combustión, una marca que llegará en 2033 en China y en 2036 en Estados Unidos.

Europa ya se convirtió en 2020 en el principal mercado mundial del coche eléctrico tras triplicar en el año de la pandemia los datos de 2019, pasando de 589.000 unidades a casi 1,4 millones de vehículos, con Alemania como principal mercado con 398.000 unidades. La suma de países europeos incluso superó a China, hasta ahora principal mercado del vehículo eléctrico, donde en 2020 se vendieron 1,34 millones de coches de propulsión eléctrica.

Prueba Hyundai Kona Eléctrico 2021

Según el escenario que plantea la consultora británica, elaborado a través de una herramienta de inteligencia artificial y revelado por Bloomberg, en apenas una década los vehículos eléctricos superarán a los de combustión en los principales mercados mundiales, y en 25 años, para 2045, las ventas de coches no eléctricos apenas supondrán el 1% del mercado global.

Entre las claves de este avance están no solo las agresivas políticas de las marcas para la electrificación de su flota —la estadounidense General Motors, ya ha anunciado que a partir de 2035 solo venderá eléctricos, y la sueca Volvo, propiedad de la china Geely, abandonará los vehículos de combustión en 2030 y solo venderá de forma digital—, sino también los incentivos a la compra de eléctricos por parte de los gobiernos, especialmente en Europa y Estados Unidos.

2021 podría ser el año del despegue de los coches eléctricos: se espera que sus ventas crezcan un 70% solo en Estados Unidos

La consultora británica también ha identificado un impulso importante de la generación millennial, en la que un 30% de sus componentes está dispuesta a comprar un coche eléctrico, después del golpe que la pandemia ha provocado al transporte público e incluso a los servicios de movilidad compartida. "Estamos viendo claramente una mayor inclinación por parte de los millennials a comprar eléctricos", asegura el responsable global de manufacturas avanzadas y movilidad de EY, Randy Miller, en declaraciones recogidas por Bloomberg

El giro de EEUU con Biden y las ayudas públicas, elementos clave

En el gigante norteamericano la situación ha dado un giro con la llegada del demócrata Joe Biden a la Casa Blanca. "El entorno regulatorio de la administración Biden será una gran contribución porque tiene objetivos ambiciosos", añade Miller. Un estudio de la consultora BlastPoint publicado a principios de año ya anticipaba un incremento de ventas de eléctricos en Estados Unidos del 70%, por el impacto de la llegada de Biden y su apuesta medioambiental.

En Europa es precisamente esta dependencia de los subsidios lo que provoca cierto escepticismo por parte de los analistas, ya que consideran que el mercado eléctrico es "extremadamente sensible a los descuentos de gobiernos y empresas", según firmas de análisis como Bernstein Research.

Europa se convirtió en el principal mercado mundial para los coches eléctricos en 2020, pero algunos fabricantes reconocen su dependencia de los subsidios

Incluso algunos fabricantes, como el consejero delegado de Volvo, Hakan Samuelsson, han admitido que estas ayudas son "un incentivo" que hace los eléctricos "muy atractivos para los consumidores" pero "en el largo plazo esos incentivos y beneficios impositivos no son sostenibles", según dijo el ejecutivo de la marca sueca en febrero al Wall Street Journal.

En España, el Gobierno aprobó en abril el Plan Moves III, la última edición de las ayudas al coche eléctrico, que prevé descuentos de hasta 5.000 euros —si se entrega un coche viejo para achatarramiento— en los eléctricos puros o híbridos enchufables que no superen los 45.000 euros de precio. Si se trata de un coche de pila de hidrógeno, la ayuda puede alcanzar los 7.000 euros si se entrega un vehículo viejo.

Una historia publicada originalmente en BUSINESSINSIDER.es

Más:

Motor

Buscador de coches

Y además