Pasar al contenido principal

¿Cómo homologar las modificaciones de un coche?

ITV
Proceso de ITV.

Si has modificado tu coche, ya te adelantamos que no será legal en la ITV. Pero lo puedes homologar, y te explicamos cómo.

Modificar y personalizar un coche es una tendencia existente desde hace décadas en el mundo. Algunos coches, de hecho, prácticamente invitan a instalar modificaciones en muchos de sus aspectos mecánicos y estéticos, como los coches japoneses. Sin embargo, esto no es legal.

Al menos en principio. Un coche modificado no podrá obtener la ITV y, por ello, no será apto para circular. Salvo que decidas homologarlo e incluir en la ficha técnica todos los cambios que se hayan realizado, en cuyo caso podrás disfrutarlo sin problemas.

Estos son algunos de los swap de motor más radicales del mundo

En esta guía, te explicamos cómo homologar las modificaciones de tu coche paso a paso, y matizamos algunos componentes.

¿Qué modificaciones se pueden homologar?

Suspensión, amortiguador, muelles de coche
Suspensión roscada.

Pixabay

Generalmente, las modificaciones más comunes que se suelen homologar son los cambios de suspensiones (muelles, suspensiones deportivas, roscadas o neumáticas), llantas de diferentes medidas a las de serie, sistemas de escape y modificaciones estéticas como parachoques, taloneras, splitters, difusores o alerones.

Como detalle, un escape hecho a medida con certificado de homologación de un taller especializado va acompañado de un documento que lo acredita como legal y con el que pasarás ITV. Sin embargo, podrías tener problemas con la autoridad si el componente no está en la ficha técnica del vehículo.

¿Por qué es tan famoso el Toyota AE86 Hachiroku?

Sin embargo, también se pueden legalizar modificaciones más profundas, como swaps de motor (sustituir el motor de serie por otro de mayor potencia), la instalación de un sistema turbo en un bloque de admisión atmosférica, cambios de frenada, jaulas antivuelco de arco trasero o de seis puntos, etc.

Realmente, se puede homologar prácticamente todo, si bien el precio se puede llegar a incrementar exponencialmente durante el proyecto de legalización e ir desde apenas uno 300 euros por temas estéticos hasta más de 1.200 euros por componentes mecánicos más delicados.

¿Cómo comienza un proceso de homologación?

Mercedes Clase A Stanced (bagged) con suspensión neumática
Mercedes Clase A Stanced (bagged) con suspensión neumática. Eurocrew Showroom.

Banzai Motorsport

Lo principal es que las modificaciones sean hechas en un taller que pueda emitir certificados de montaje de cada pieza. Estos certificados son un documento legal que asegura que las modificaciones han sido realizadas por personas cualificadas y que el taller se hace responsable de las mismas.

Durante ese proceso de instalación de las modificaciones, es conveniente contactar a una empresa de ingeniería especializada en homologación de vehículos. Existen muchas en internet que puedes buscar, y te recomendamos comparar diferentes precios y observar los antecedentes de esa empresa con otros proyectos homologados.

Los estilos de modificación de coches más famosos del mundo

Una vez realizados los cambios, se aportarán a tu ingeniero todos los documentos del vehículo (ficha técnica, certificados de montaje, certificados TUV de las piezas si existiesen, etc.) para comenzar con el proceso.

El proceso de homologación: muy diferente dependiendo de las modificaciones

ITV
Prueba de frenada en ITV.

Lo más importante es legalizar el mayor número posible de modificaciones a la vez, ya que esto reducirá mucho el precio en comparación a hacerlo en diferentes tandas. Sin embargo, ese coste y el proceso cambiará mucho según la personalización llevada a cabo.

Lo más rápido suelen ser modificaciones estéticas y de suspensiones o llantas, ya que lo único que el ingeniero debe comprobar son los materiales (fibra de carbono, ABS, etc.), las medidas (altura del coche debido a la suspensión, medidas de alerones, elementos cortantes, ancho de vías, ET de las llantas, etc.) y que la documentación esté en regla.

El proceso, más allá de unas fotografías, la toma de medidas y la propia ITV de homologación, no suele superar un mes de duración.

Los motores japoneses que dominaron la escena JDM de los 90'

En cambio, un swap de motor requiere una actualización de cableado, ECU, sistema de escape e incluso de la frenada (si se excede un porcentaje específico de la potencia original del vehículo). Todo esto debe ser revisado por un ingeniero, y los parámetros más comprometidos (como niveles de emisiones o potencia de frenado) deben ser examinados en laboratorios especiales, que ya adelantamos que no son baratos.

En el interior, las revisiones también son exhaustivas cuando se instalen asientos baquet, arneses, volantes desplazados o jaulas antivuelco (que eliminan las plazas traseras y que, si son de seis puntos, deben mantener una distancia de seguridad específica con el conductor y el copiloto).

La documentación del ingeniero y pruebas están terminadas: hora de la ITV

Porsche 911 Carrera 4 Coupe de RWB
Porsche 911 RWB.

RM Sotheby's

Una vez que el ingeniero ha elaborado el dossier con todas las modificaciones, cálculos y medidas, es hora de acudir a una ITV. Sin embargo, no pasarás una inspección técnica convencional, sino una de proyecto de homologación.

Esta ITV suele costar el triple de lo normal, y en ella se examinan una  una todas las modificaciones del vehículo y la documentación del ingeniero. Si no la pasas a la primera, no te preocupes, porque es algo normal.

Porsche 911 RWB: los bólidos más radicales de la marca alemana diseñador por Akira Nakai

La ITV suele solicitar al ingeniero cambios en la documentación sobre medidas o sistemas de montaje (al final, cuatro ojos ven siempre más que dos). No tendrás límite de ITV desfavorables en esta modalidad, así que una vez que todas las correcciones estén bien, tu coche tendrá su pegatina correspondiente para poder circular de forma legal.

Además, la ITV se encargará de incluir en la ficha técnica todas las modificaciones del coche en un apartado especial y, si fuese necesario, añadirán más hojas. Esto te permitirá pasar las próximas ITV sin problemas; y en caso de un control de las fuerzas de seguridad, poder declarar que tu coche es completamente legal.

Y además

Buscador de coches