Pasar al contenido principal

¡Estos son algunos de los swap de motor más legendarios del mundo!

Kazuhiko Nagata: superó los 300 en una carretera abierta... en 1998
'Smokey' Nagata junto a su Nissan Skyline

Los swap (o cambios) de motor son una práctica de modificación que ha llevado a muchos a crear híbridos increíbles.

Supongamos que tienes un coche deportivo espectacular (o no tanto), pero al que quieres dar un toque diferente. Quizá con más caballos, pasar de una unidad de potencia de admisión atmosférica a turbocargada, o cambiar completamente de tercio desde un motor convencional a un rotativo Wankel...

Son ideas que pueden parecer locas, pero que pueden llevarse a cabo. Solo necesitarás el otro motor, una ECU programable, cableado, caja de cambios, sistema de escape, un soldados y muchas horas. Y puede que hagas historia, como estos coches y sus dueños con algunos de los mejores swap de motor del mundo.

Toyota Supra MK.IV V12 de TOP Secret, 'Smokey' Nagata

Si no conoces esta historia, presta atención. Y si la conoces, siempre es genial volver a recordarla. Y sí, has leído bien: hablamos de un Toyota Supra MK.IV con un motor V12 proveniente de un Toyota Century.

La conversión corrió a cargo de 'Smokey' Nagata, antiguo miembro del conocido Midnight Club, que repasaremos en otro artículo. Su empresa, TOP Secret, sustituyó el clásico 6 cilindros en línea 2JZ-GTE por una unidad mucho más grande.

Este es Kazuhiko 'Smokey' Nagata

Fue anunciado en 2007 en el Salón del Automóvil de Tokyo, con la clásica pintura dorada de la compañía y una estética muy cambiada respecto al Supra original. Su objetivo y para lo que fue concebido era sobrevivir a la pista italiana de Nardo y alcanzar una velocidad de 400 km/h

Se trata de la última versión de TOP Secret del Supra, tras la que corrió en carreteras públicas de Londres a 300 km/h con el motor RB26 DETT de Nissan Skyline (y que desembocó en la detención de Nagata)o la versión GT-300 con el motor 3S-GTE.

El motor 1GZ-FE V12 fue acoplado a dos turbos HKS GT2835 y con dos ECU HKS F-CONV Pro, una para cada bancada de cilindros debido a las limitaciones de la unidad electrónica. La suspensiones deportivas roscadas de ajustes variables estaban firmadas por Aragosta y en las ruedas se pusieron llantas Rays VOLK Racing GTF de aleación.

Gran parte de la carrocería estaba construida en fibra de carbono y ABS, con un interior que respetaba las líneas originales pero con asientos semibaquet Bride, arneses Takata, jaula antivuelco y una botella de óxido nitroso conectada al sistema de admisión e inyección.

En total, más de 900 CV para no mucho más de 1.200 kg de peso. El Supra V12 TOP Secret fue enviado al circuito de Italia, y "Smokey" Nagata condujo el coche en el largo óvalo hasta los 358 km/h. A partir de esa velocidad, el bólido sufrió problemas de temperatura y se limitaba a unas 5.000 rpm desde las ECU.

La decepción de Nagata fue notoria y jamás se volvió a saber del Supra V12, hasta que fue subastado en el Salón del Automóvil de Tokyo unos años después por cerca de 80.000 euros.

BMW E36 K24T, @alex.car.life

VIDEO

¡CREAMOS el PRIMER E36 K24 TURBO del MUNDO en DOS SEMANAS!

¡Este swap tiene firma española! Alex es un corredor e influencer español que posee la primera unidad del mundo de un BMW Serie 3 E36 equipado con un motor Honda K24 turbo para circuito. Con la ayuda de amigos y el famoso taller de alto rendimiento de Barcelona, Full Gas Garage, comenzó este genial proyecto.

Tras un inicial K20T y otro chasis, el coche sufrió una restauración exhaustiva. Desde la tornillería hasta rodamientos, sistemas de suspensión... Todo apoyado en el nuevo chasis con jaula antivuelco interior en un color azul cielo espectacular, al igual que la carrocería.

La electrónica está ajustada por Seen Advanced Motorworks y el bólido genera 506 CV. En el exterior, una estética que conserva la base del BMW E36, con accesorios aerodinámicos como las salidas de aire del capó desarrolladas por Nisuba Motorsport Engineering. ¿Y su peso? ¡Unos 1.030 kg en vacío!

Alex ha podido correr en multitud de circuitos como Nürburgring, Calafat o el Circuito del Jarama con un gran rendimiento y un apoyo espectacular de la escena de la automoción urbana y de competición española.

Toyota GT-4586 Ferrari, Ryan Tuerck

VIDEO

RIP GT-4586 : Ferrari-Powered Toyota drifts a Portland Touge

La estrella de la Formula Drift, Ryan Tuerck, decidió dar una vuelta de tuerca (o varias) a su Toyota GT86, sustituyendo el motor Subaru de 4 cilindros bóxer por el de un Ferrari 458. El swap estuvo a cargo del taller  californiano Huddy Motorsports.

El bloque F136B del Ferrari 458 Italia es un motor V8 de 90º naturalmente aspirado con doble árbol de levas y un tamaño considerable para el chasis del GT86. Además, se trata de un motor que Ferrari ideó para ser central-trasero, no delantero.

Una enorme variedad de retos que consiguieron solventar, pero el más grande fue el de la admisión debido a la posición del motor. Se tuvo que colocar mediante dos huecos en el parabrisas con conductos frontales que llevaban aire frío hasta el sistema de entrada de aire a los cilindros.

El sistema de escape también supuso un quebradero de cabeza, ya que el motor estaba diseñado para una evacuación de gases de poco recorrido. Para ello, se soldaron a mano las tuberías en el frontal del Toyota para colocar dos escapes en el parachoques frontal, uno a cada lado justo por delante de las ruedas.

La potencia del motor es de poco menos de 600 CV, que fluyen a las ruedas traseras a través de un eje de transmisión modificado con una caja de cambios secuencial de 5 velocidades y un diferencial autoblocante Tomei.

El sistema de refrigeración del motor y de aceite, firmado por Mishimoto, se encuentra en el maletero del coche debido a la falta de espacio delante. Tanta falta de espacio, que no hay capó por las dimensiones del motor Ferrari. Por otro lado, y algo importante en un coche de drift, las suspensiones son cuerpos roscados de ajuste total BC Racing y cuenta con pinzas de freno Brembo de 6 pistones.

En el interior, una jaula antivuelco tubular soldada que sustituye a gran parte del chasis (como en el parachoques frontal), asientos baquet Recaro, freno de mano hidráulico, pantalla Motec y palanca de cambios secuencial.

La carrocería en rosso corsa de Ferrari se complementa con un kit de Rocket Bunny con algunas modificaciones aerodinámicas, como las branquias en las aletas frontales. Además, se colocó una gran entrada de aire en el techo para el sistema de refrigeración trasero.

Una bestia de drift que de momento, no está destinado a los circuitos... ¡Porque está legalizada para la calle en EE.UU!

BMW Rimac Electric E30, Mate Rimac

VIDEO

Rimac e-M3 World Records

Cuando era joven, Mate Rimac, fundador de la empresa del Grupo Volkswagen Rimac y que ahora es copropietaria de Bugatti junto a Porsche, era un declarado amante de BMW. El bosnio tuvo un BMW 30 de 1984 coupé.

Compitió con él en eventos de drift, pero las juntas de culata de los motores BMW de aquellos años... Llegó el día en que el bloque dijo adiós. Y el joven Rimac pensó que era una idea genial convertir ese clásico bólido en un eléctrico.

El proceso fue muy duro. Utilizando piezas de desguace, de segunda mano, adquiridas con mucho tiempo y trabajo... Y a ello tuvo que sumar las burlas de la gente cercana y algunos problemas mecánicos, pero Rimac no se rindió y llegó a vencer en carreras y competiciones con su nuevo coche eléctrico.

De hecho, se dice por ahí que llegó a igualar el tiempo de un cuarto de milla del Ferrari Enzo. Contó con 600 CV y 900 Nm de par máximo. Todas esas cifras le hicieron alcanzar el 0 a 100 km/h en solo 3,3 segundos y una velocidad máxima de 280 km/h.

Tras la fundación de la compañía Rimac, el coche con la reconocible pintura verde se convirtió en la primera mula de la marca y actualmente, denominado BMW e-M3, cumple con la normativa FIA como el vehículo eléctrico con la aceleración más rápida del mundo.

Mazda Miata Biturbo LS, Ryan Hamilton

Mazda Miata LS de Ryan Hamilton
Mazda Miata LS de Ryan Hamilton.

Holley.com

Ryan Hamilton es un mecánico y soldador de Rhode Island (EE.UU), y es el hombre detrás de la construcción del legendario Mazda Miata de primera generación con un motor V8 LS de General Motors usado por Chevrolet hace tres décadas.

En declaraciones al portal holley.com, afirmó que con 18 años tuvo un Mazda RX-7 por su interés en los motores rotativos, y más tarde cambió a un Volkswagen Golf GTI que le frustró un poco por las limitaciones de potencia. El azar de la vida le terminó colocando en las manos un Miata de 1990.

En un primer momento, estuvo a punto de comprar un motor de Honda K20, pero un error de la transacción en el banco le hizo pensarlo mejor, y finalmente se decidió por un motor V8.

El elegido fue el motor LS de General Motors que, en un principio, usó solo un turbo Borg Warner S480,  para más tarde añadir un segundo 'caracol' en el lugar donde irían los clásicos faros retráctiles del Miata. La unidad LM7 de 5,3 litros proveniente de un Chevy Tahoe se unió a una caja de cambios manual de Nissan JK40.

Un sistema de escape artesanal, admnisión Holey Hi-Ram, sistema de intercooler a medida de Treadstone Performance y líneas de alimentación doble de aceite y de combustible personalizadas con una segunda bomba. Un compendio de modificaciones muy caras, pero muy bien pensadas.

La potencia de este Miata es de unos 700 CV con solo 1.179 kg de peso. Un equilibrio de rendimiento espectacular con una estética descuidada que centra todas las miradas en su descomunal motor, cuyo dueño afirma que llevará, en algún momento o con otra unidad, hasta los 1.000 CV.

Y además

Nuestros mejores vídeos