Pasar al contenido principal

Bugatti Veyron: 20 años desde su concepción. ¡El nacimiento de un icono!

Hermes lateral lujo superdeportivo hiperdeportivo deportivo especial
Una obra de arte que cumple 20 años de su primera fase de desarrollo.

El Bugatti Veyron es probablemente el coche más especial que hemos visto en lo que llevamos de Siglo XXI, aunque su concepción empezó todavía en el Siglo XX. No hay duda que este Bugatti cambió la historia de los coches deportivos, llegó en un momento clave, en el cambio de siglo y su objetivo fue demostrar el poderío tecnológico del Grupo Volkswagen. Lo consiguió y gracias a unas prestaciones nunca vistas, obligó a los demás a esforzarse para seguir su estela. 

Te interesa: estos son los Bugatti Veyron más especiales

Sin duda el Bugatti Veyron fue un coche que marcó un antes y un después. ¡Hace 20 años que empezó su concepción y se sigue viendo absolutamente demencial! Para que te hagas una idea de lo avanzado que era: el nuevo Ferrari SF90 Stradale, recién presentado, con tecnología híbrida súper avanzada, el Ferrari más rápido de la historia, no es capaz de mejorar la aceleración del Veyron. Redefinió las reglas de la física, tanto a nivel de aceleración como de velocidad máxima. Eso nadie podrá discutírselo jamás.

 

 

Inauguró un nuevo segmento, el de los hiperdeportivos. Con el paso de los años muchos intentaron superarle, coches como el Koegnisegg Agera se lo puso muy complicado, pero el primero, el pionero, fue el Bugatti Veyron. ¿Cómo empezó su historia? Corría el año 1998 cuando Volkswagen compró los derechos de explotación del nombre y del logo, con un objetivo claro: convertir a una marca icónica en un escaparate de la tecnología del grupo Volkswagen.

Bugatti fue una demanda de Ferdinand Piëch, que quería crear el coche más rápido y avanzado jamás construido por el hombre. Sin importarle el tamaño de la inversión: la cuestión era demostrar el poderío tecnológico del grupo alemán. Desde el año 1998 hasta el año 2000, serían frenéticos en la nueva Bugatti, con un grupo de trabajo dando sus frutos cada pocos meses.

Entre octubre de 1998 y octubre de 1999 se presentaron cuatro prototipos, todos ellos creados para asociarse con el motor W18 desarrollado por Volkswagen. Primero fue el Bugatti EB118, un deportivo GT que suponía recuerdo a los modelos clásicos de la marca, donde lujo y prestaciones se daban la mano. Fue presentado en el Salón de París de 1998 y fue el primer Bugatti de la nueva era.

 

 

En el Salón de Ginebra de 1999 se mostró el Bugatti EB218, un sedán de súper lujo y súper potente: Bugatti siempre ha tenido pendiente crear un súper sedán. En el siguiente gran salón, en el Salón de Frankfurt de 1999 se mostró el Bugatti 18/3 Chiron, un superdeportivo que podría adelantar las líneas del Veyron, aunque en realidad no tiene nexos demasiado importantes. 

En el Salón de Tokyo de 1999 se presentó el Bugatti EB 18/4 Veyron, un modelo muy importante a nivel estético ya que, como se puede ver en la imagen bajo estas líneas, mostraba los detalles estéticos clave para el futuro Veyron. No sería hasta el año 2002 cuando se presentó el motor definitivo: fue entonces cuando se dejó de lado el motor con tres bancadas de seis cilindros para apostar por un nuevo motor con cuatro bancadas de cuatro cilindros, un W16 sobrealimentado con cuatro turbocompresores. 

 

prototipo lujo deportivo hiperdeportivo

 

Debido a la buena acogida de este concept, pero principalmente al deseo de Piëch de utilizar esta base para que Volkswagen diese un puñetazo sobre la mesa, el consejo de administración de Volkswagen aprobó el desarrollo del Bugatti Veyron en 2001. A partir de ese momento, cuatro años de desarrollo técnico, cuatro años de ingeniería al más alto nivel, para desarrollar una obra de arte sobre ruedas. Así nació el Bugatti Veyron hace ya 20 años, un coche que para siempre será inmortal. 

Y además

Buscador de coches