Pasar al contenido principal

Un camionero enfurecido aplasta el Ferrari GTC4 Lusso de su jefe

Un camionero enfurecido aplasta el Ferrari GTC4 Lusso de su jefe

Increíble, pero cierto. Un camionero enfurecido ha aplastado el Ferrari GTC 4 Lusso de su jefe con un camión en EEUU, aunque el trasfondo es todavía más extraño que el hecho en sí. 

Los protagonistas de esta historia que está circulando actualmente en los Estados Unidos y en la que un Ferrari GTC 4 Lusso acaba aplastado por un camión son, en realidad, jefe y empleado, aunque es evidente que el deportivo italiano se lleva las de perder. 

Vídeo: este es el primer camión descapotable

Como se puede ver en varias imágenes que circulan por las redes sociales, el empleado de una compañía naviera en las instalaciones de la compañía en Chicago se volvió completamente loco hasta aplastar con su camión un Ferrari GTC4 Lusso de color blanco.


El Ferrari aplastado por la cabeza del trailer tiene un valor de unos 260.000 euros y quedó completamente destruido en el brutal ataque. Aunque lo más picante es que el propietario es el dueño de la empresa en la que trabaja el camionero y aunque no todo en este hecho se conoce, detrás hay una historia bastante increíble.

El trasfondo detrás del Ferrari aplastado por el camión

Al parecer, el conductor del camión acaba de reincorporarse a la empresa y su jefe tenía dudas sobre si este hombre era el adecuado para un trabajo determinado, por lo que le habían pedido que hiciera una serie de operaciones para ver su destreza. Aunque parece que esta por lo menos le da para aplastar Ferraris con un camión.

El camionero, parece que también había discutido con el jefe porque quería llevar uno de los nuevos vehículos de 2020 y solo le habían ofrecido un camión de 2019. Como parecía bastante nervioso y no eran capaces de calmarlo, la empresa decidió prescindir de sus servicios y le ofrecieron incluso una compensación. 

Lee más: 5 curiosidades de la fábrica de Ferrari

Sin embargo, fue entonces cuando el empleado se volvió completamente loco, irrumpió en el estacionamiento, agarró el camión con el que debería haber hecho la prueba y lo condujo una y otra vez contra el Ferrari, hasta que se quedó empotrado y no pudo moverlo. 

Antes de eso, se dice que le preguntó al jefe de la compañía si este era su automóvil, está bien que se asegurara, pero en su acción pudo haber gente que resultara dañada, además del coche y de él mismo. La pesadilla concluyó cuando apareció la policía y sacó al camionero chiflado del vehículo.

Ahora, aunque el incidente del Ferrari aplastado por un camión acabará aclarándose en los tribunales, circulan toda clase de rumores sobre esta historia en internet. Que si el jefe no le quiso pagar un bono que creía merecer por su trabajo, que si llevaba no sé cuanto tiempo sin cobrar… sea cual sea la situación, no hay motivo para hacer algo así. Y no por tu jefe, sino por el daño que nos hace ver un Ferrari destruido. 

Fuente: AUTOBILD.DE
 

Buscador de coches

Etiquetas:

Vídeo

Y además