Los 7 mejores coches italianos de todos los tiempos

Uno de los artículos más difíciles de redactar.
lujo deportivos italia clasicos

Elegir los 7 mejores coches italianos de la historia es como pegarse un tiro en el pie: siempre va a doler. Y es que la historia de los coches en Italia es tan densa, tan rica y tan espectacular, que elegir solo siete ejemplares es prácticamente imposible. Algo te voy a adelantar: quizás no están todos los que deberían, pero los que están, bien merecido lo tienen. ¡Incluso hay vida más allá de coches deportivos! ¡Y lo voy a demostrar con hechos que no podrás refutar!

No te lo pierdas: los mejores diseñadores de coches italianos

Debo confesar que los coches italianos me pueden. Principalmente por un motivo: se dejan de tonterías para apostar por las sensaciones, por la emoción al volante, por la velocidad, las altas prestaciones y la competición. Quizás no son los coches mejor construidos, tampoco los más tecnológicos y quizás se obsesionan demasiado en hacer pasar un buen rato al conductor sin pensar en los demás ocupantes.

Pero precisamente ahí está la gracia. Son coches creados para disfrutar, tanto al volante como admirando su diseño. Podría poner una lista no de 7, sino de 70 coches italianos que me entusiasman, pero como solo podía poner siete (de ahí el reto chulo) he decidido coger uno de cada marca importante. Repito, quizás falte alguno, pero nadie puede negar que los 7 mejores coches italianos que estás a punto de ver son dignos merecedores de su elección.

Ferrari 250 GTO

lujo deportivos italia clasicos

Empezamos por el coche más caro del mundo. Bajo mi punto de vista, los años 50 fueron los años dorados del automovilismo, la década en que dejamos atrás la decadencia de los años 40 y dimos el salto hacia la modernidad, las altas prestaciones y la manera de disfrutar de la vida que tenemos hoy. De los años 50 son joyas como el Mercedes 300 SL, el BMW 507 Roadster o el Citroën DS.

En los años 50, Ferrari era una marca incipiente, con poca historia en coches de calle. Enzo Ferrari era un constructor de coches de carrera muy eficaz que vio en los coches de calle una oportunidad de oro para sacar beneficio. El Ferrari 250 GT nace en 1956, en pleno 'boom' de superdeportivos de calle y homologados muchos ellos para la nueva categoría Gran Turismo de la FIA.

El Ferrari 250 GTO fue la máxima expresión de la gama. Nació ya en 1962 y pudo engañar a la FIA al homologarlo sin hacer una serie de 100 coches de calle. Se excusaron en que el 250 GT SWB y otros modelos de la gama 250 eran prácticamente el mismo coche. Ya sabéis, la típica picardía italiana. El dominio del Ferrari 250 GTO fue total, ganando el campeonato del mundo durante los 3 años que estuvo presente: 1962, 1963 y 1964. Fue el mejor coche de su época.

Pero además de eso, es también una de las carrocerías más bellas de la historia del automóvil. Otra de las particularidades de este ejemplar fue su baja producción: solo se fabricaron 36 ejemplares y eso, junto con su pedigree en competición, hace que sea el Ferrari más deseado y especial de la historia. Y claro: también el más caro. ¡Su cotización ronda los 50 millones de euros!

Maserati 3500 GT

lujo deportivos italia clasicos

Maserati es una marca con una historia brillante: presente en la competición y con algunos de los coches más bellos de la historia en su haber, en el último medio siglo ha tenido un papel protagonista en la creación de coches GT, combinando como pocos lujo y deportividad. Creo que ahí es donde Maserati ha encontrado su lugar en el mundo y por eso, el Maserati 3500 GT, el primer GT moderno de la marca, debe ser uno de los mejores coches italianos de la historia.

Su historia es fascinante. Nació en un momento de dificultad para la marca. Tomaron elementos de coches de carreras, diseñaron una carrocería elegante y le metieron todo el lujo imaginable. El resultado fue un GT de líneas muy bellas, un interior con cuatro plazas y un motor de carreras. El éxito fue inmediato y consiguió salvar financieramente a la marca. Por lo que además de ser uno de los mejores coches italianos, también es de los GT más bonitos de la historia. Por si esto fuera poco, se puede decir que salvó a Maserati de la ruina: ¡digno merecedor de estar en esta lista! 

Fiat 500

lujo deportivos italia clasicos

El Fiat 500 es para Italia lo que el Seat 600 para España. El coche con el que se motorizó todo un país. La historia del Fiat 500 nace en 1936 con una demanda de Mussolini a Giovanni Agnelli. El objetivo era fabricar un coche barato para la gente, con un coste inferior a las 5.000 liras. El primer 'Topolino' fue diseñado por Dante Giacosa que fue todo un éxito teniendo en cuenta el contexto al que se enfrentó: se fabricaron 519.646 ejemplares, nada mal para la época de guerras que le tocó vivir.

Pero el Fiat 500 más carismático es el lanzado en 1957 y del que se fabricaron, siéntate, 3.893.294 ejemplares, casi 3,9 millones de ejemplares de un coche absolutamente inmortal. El coche nace con un objetivo: innovar y convertirse en el coche del pueblo. El Fiat 600 también tenía ese mismo objetivo y quizás fue más eficaz en esa época. Pero poco a poco, el Fiat 500 fue conquistando dentro y fuera de Italia.

Hoy, el nuevo Fiat 500 es un ejemplo de que un concepto con casi 100 años encima sigue funcionando casi como el primer día. Un utilitario bueno, bonito y barato, con estilo pero un bajo coste de adquisición y mantenimiento. El Fiat 500 moderno, lanzado en 2007, se puede considerar como el salvador del grupo Fiat, ya que es el más vendido con diferencia, especialmente en la actualidad, con todas las versiones que tiene en su gama: ¡incluso un SUV o un monovolumen!

Cisitalia 202

lujo deportivos italia clasicos

Que un coche forme de la colección permanente del MoMa de Nueva York no es por casualidad. El Cisitalia 202 es un coche importante, al considerarse como uno de los primeros coches deportivos de post-guerra y sin duda, el más bonito de todos. Fue el germen de diseño italiano moderno y uno de los trabajos más representativos de Pininfarina. Fue diseñado a finales de 1945 y presentado al mundo en 1946. Causó un gran impacto por sus líneas bellas y proporcionadas.

Se puede decir que el diseño italiano de los años 50 y 60 se inspiró en muchos casos en el Cisitalia 202, al que muchos consideran como una escultura con ruedas. Su diseño es sencillo y muy limpio, sin grandes estridencias pero con una elegancia y sofisticación espectacular. En 1951, el Museo de Arte Moderno de Nueva York lo expuso por primera vez junto a otros 7 coches espectaculares de la época.

No tengo ninguna duda que el Cisitalia 202 GT fue el germen de una tendencia, la inspiración para muchos diseñadores italianos y uno de los capítulos clave en la hegemonía italiana del diseño de automóviles. El coche no fue un éxito comercial ya que la marca era bastante desconocida y el precio muy elevado, dado el carácter completamente artesanal del vehículo. Solo se fabricaron 170 ejemplares entre 1947 y 1952.

Alfa Romeo 33 Stradale

lujo deportivos italia clasicos

Alfa Romeo es sinónimo de emoción al volante y una de las grandes marcas italianas. Es difícil hablar solo de uno, ya que la marca tiene una historia increíble. Dominadora de la competición antes de la II Guerra Mundial, vio nacer a Ferrari y después de la guerra creó alguno de los coches más especiales de todos los tiempos. Creo que es el ejemplo perfecto de una marca con ambición generalista pero donde la emoción de conducir está presente en todas sus creaciones.

Te interesa: la historia del Alfa Romeo 33

Me he decidido por el Alfa Romeo 33 Stradale. Primero porque estoy eligiendo coches de calle y no de carreras y segundo porque me parece otra escultura con ruedas. Alfa Romeo desarrolló el Tipo 33 con el objetivo de dominar la categoría de los sport prototipos. La firma de Milán había tenido un gran protagonismo en los 50 ganando las dos primeras temporadas de la Fórmula 1, en 1950 y 1951. El 33, ya en los 60, quería recuperar esa hegemonía en la competición.

El Alfa Romeo 33 Stradale es un coche de carreras con matrícula, con pocas diferencias: carrocería fabricada en aluminio en lugar de fibra de vidrio y un motor algo menos salvaje: el pequeño V8 de 2 litros rinde 230 CV, potencia más que suficiente para los apenas 700 kilos del conjunto. Un coche que combina la tradición en el mundo de la competición de Alfa Romeo, con un diseño voluptuoso y sensual a más no poder y unas prestaciones y un dinamismo emocionante a más no poder. Las tres claves de la historia de la marca en un mismo concepto.

Lamborghini Miura

lujo deportivos italia clasicos

¡Seguimos para bingo! El Alfa Romeo 33 Stradale era un coche muy especial del que no llegaron a fabricarse ni 20 ejemplares. En cambio, el Lamborghini Miura fue un coche de gran producción, con 764 unidades producidas entre 1966 y 1973. Muchos lo consideran el primer superdeportivo de la historia y personalmente me parece una obra maestra. 

Alucina: probamos el Lamborghini Miura por el puerto de 'The Italian Job'

Siempre digo que un proyecto top debe contar con los mejores en todos los campos y en el desarrollo del Lamborghini Miura participaron los mejores. Ferruccio Lamborghini tenía la idea, Gian Paolo Dallara y Paolo Stanzani fueron los ejecutores a nivel técnico y Marcello Gandini, trabajando en Bertone, se ocupó de esculpir una de las carrocerías más bellas y espectaculares de todos los tiempos.

El resultado fue un deportivo que consiguió lo imposible: preocupar al mismísimo Enzo Ferrari. Lamborghini lo había conseguido y había creado un deportivo espectacular de la nada. El coche se presentó en el Salón de Ginebra de 1966 y rápidamente supuso un impacto. El éxito fue inminente y llevó a la compañía a un nuevo nivel. El Miura tenía un V12 de 4 litros en posición central trasera que en la versión SV rozaba los 400 CV. 

No tengo ninguna duda que el Lamborghini Miura debe estar en cualquier lista de los mejores coches italianos de la historia. ¡Una obra de arte!

Abarth Monoposto da Record

lujo deportivos italia clasicos

Y termino con un coche que representa la vocación de innovación de las marcas italianas, especialmente a mediados del Siglo XX, cuando tuvieron su máximo esplendor. El Abarth Monoposto da Record fue un coche creado, simple y llanamente, para ser el coche más rápido del mundo y también uno de los más fiables. Su desarrollo se basó en algo novedoso hasta la fecha: la aerodinámica. 

Con un coeficiente de penetración de solo 0,20Cx, el Abarth Monoposto (Monoplaza) logró batir hasta nueve récords del mundo, destacando el de los 10.000 kilómetros a una media de 191,03 km/h o el de 72 horas seguidas sin parar a 186,68 km/h. Fue diseñado por Pininfarina y su aspecto me parece de lo más espectacular jamás creado por el ser humano.

En los años 60, Italia buscaba la excelencia y estos experimentos con ruedas son los mejores ejemplos de esa voluntad de innovar para ser los mejores. ¿Sabéis lo que más me entusiasma de este coche? Qué está en manos privadas, en lugar de en algún museo de la marca. Es decir: con mucho dinero y algo de suerte, este coche podría estar en tu garaje. ¡Locura total!

Y además