Pasar al contenido principal

Viejas glorias: Alfa Romeo 33

Así nació uno de los GTI más valorados de todos los tiempos

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez
Alfa Romeo 33

Si hay un coche especial dentro de la historia de Alfa Romeo ese es el Alfa Romeo 33, que se lanzó por primera vez en 1983; enseguida se hizo querer y por eso, aquí vamos a recordar por qué se merece el título de vieja gloria. 

Este coche llegó como evolución del Alfa Romeo Alfasud, con el que compartía chasis y mecánica, aunque contaba a mayores con alguna que otra pequeña modificación. Debutó como un compacto de cinco puertas (diseñado por el Centro Style Alfa Romeo de Ermano Crissoni), aunque también hubo una versión familiar llamada Giardinetta (que más tarde cambiaría a SportWagon) diseñada por Pininfarina y ese mismo año llegaría también una variante 4x4.

 

Alfa Romeo 33 Giardinetta

 

Pero, ¿qué es lo que convirtió al Alfa Romeo 33 en un modelo tan llamativo? En general, fue alabado sobre todo por su buen manejo y por sus potentes motores bóxer, pero sobre todo por la fiabilidad de su electrónica, algo que no era demasiado común para los coches italianos de la época. 

No te pierdas: ¡Celebramos el 50º aniversario del Alfa Romeo 33 Stradale!

Durante sus once años de producción, el Alfa Romeo 33 vivió dos ‘restylings’: el primero tuvo lugar en 1986 y el segundo, en 1990, siendo las versiones deportivas las más apreciadas por el público; y es que de los primeros Alfa Romeo 33 1.5 Quadrifoglio Verde, que ofrecían unos 100 CV, pasamos al Alfa Romeo 33 Boxer 16V.

Este contaba con la nueva imagen de la marca, un exterior mucho más musculoso y de aspecto deportivo, estrenaba también un renovado interior y el motor bóxer de 1.7 litros e inyección directa, que ofrecía 132 CV de potencia.

 

Alfa Romeo 33 boxer 16V

 

Gracias a esto, y a su peso ligero de 950 kg, era capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 8,4 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 203 km/h. Fue, por tanto, un coche muy apreciado, tanto por su comportamiento -que le convirtió en uno de los GTI más famosos- como por su exclusivo equipamiento.

De serie, por ejemplo, ofrecía discos de freno delanteros ventilados, suspensión delantera independiente, caja de cambios manual de 5 velocidades, llantas de 14 pulgadas, dirección asistida y cierre centralizado. 

El Alfa Romeo 33 dejó de fabricarse en 1994, con cerca de 1 millón de unidades producidas a nivel internacional. Sus sustitutos, el Alfa Romeo 145 y Alfa Romeo 146, usaron los mismos motores bóxer, solo que cambiaron su plataforma por la del Fiat Tipo. 
 

Lecturas recomendadas