Pasar al contenido principal

El Ferrari 288 GTO Evoluzione fue el padre del F40 y ahora puedes comprarlo

Ferrari 288 GTO Evoluzione
RM Sotheby's
-

RM Sotheby's

Se trata de uno de los Ferrari más raros

En ocasiones salen a la venta coches raros y ya hemos hablado de algunos de ellos. Ahora bien, este puede que sea uno de los más especiales, ya que se trata de un deportivo que jugó un papel esencial en el desarrollo de nada más y nada menos que el Ferrari F40. Hablamos del Ferrari 288 GTO Evoluzione.

Puede que conozcas al 288 GTO “normal”, ya que es uno de los Ferrari más emblemáticos de las últimas décadas del siglo XX. Sin embargo, un vistazo basta para saber que esta no es una unidad más, ya que se trata de una máquina de competición que fue concebida para competir en el Grupo B de rallies.

A mediados de los 80, la idea de la firma italiana era tener presencia en esta categoría, que era una de las más populares entre los deportes de motor. En ella, coches como el BMW M1 estaban destacando y en Maranello quisieron participar, de manera que se pusieron manos a la obra sobre el 288 GTO. 

Si bien el coche de serie era espectacular, en este caso se alcanzó un otro nivel. Pininfarina se ocupó de la carrocería, la cual modificó su figura para ser más aerodinámica. Asimismo, también se aligeró mediante la utilización de Kevlar y fibra de vidrio, mientras que el alerón estaba hecho de fibra de carbono. 

Con esto, el Ferrari 288 GTO Evoluzione pesaba solo 940 kg, lo cual era aún más llamativo si nos fijamos en la mecánica: el motor V8 de 2,9 litros pasó de tener 400 CV a 650 CV. ¿Cómo fue posible? Con un reajuste de todo el bloque y con el montaje de unos turbos mayores. Así, la velocidad máxima estaba en la órbita de los 370 km/h.

De esta manera, el coche tenía ligereza y mucha potencia, lo que le convertía en una máquina muy interesante para el Grupo B. Sin embargo, llegó tarde, ya que en 1986 se clausuró la categoría a raíz de diversos accidentes. A principios de 1987, solo había 5 unidades de este deportivo construidas, pero jamás pisaron los trazados.

Entonces, ¿qué fue de ellos? Ya que no iban a ser usados en competición, su cometido -al menos, el de uno de los prototipos- fue ayudar a desarrollar el Ferrari F40, que se acabaría convirtiendo en uno de los superdeportivos más laureados de la historia. Así, al 288 GTO Evoluzione le debemos buena parte de la genialidad de ese modelo.

Aun así, la historia de estos coches no quedó ahí. En el caso del que veis en las fotos, se trata del cuarto chasis de los cinco que quedan y ha pasado por varias manos con los años. Estuvo en el Garage Francorchamps de Jacques Swaters, fue propiedad del piloto Jean Blaton e incluso fue adquirido en 2007 por Lawrence Stroll -padre de Lance Stroll-, quien lo vendió en 2013.

Desde entonces, este Ferrari 288 GTO Evoluzione ha permanecido la mayor parte del tiempo en los Estados Unidos, donde además ha sido visto en diversos concursos y exhibiciones. Actualmente y desde 2019, eso sí, está en Alemania. Es ese propietario el que ahora ha decidido ponerlo a la venta.

Ferrari 288 GTO Evoluzione
RM Sotheby's
-

RM Sotheby's

Como se puede leer en la página de la subasta de RM Sotheby’s, el coche ha sido restaurado por completo, aunque partes como el motor y la caja de cambios son originales. Por lo demás, un total de 133.000 euros se han invertido en repintar, cambiar las cubiertas de los asientos, reemplazar las ventanillas, poner a punto el motor… Todo para que esté como nuevo.

Así, ahora este Ferrari 288 GTO Evoluzione está a la venta y será uno de los lotes en la subasta que se celebrará entre el 19 y el 21 de octubre. No sabemos qué precio alcanzará y puede que sea mejor no saberlo, por nuestra propia salud… Al fin y al cabo, hablamos de una obra de arte, aunque se trate de una capaz de levantar el asfalto.

Ferrari

Modelos populares

Ver todos los modelos

Y además

Buscador de coches