Pasar al contenido principal

Un Ford GT de calle marca un nuevo récord de velocidad: ¡casi 500 km/h!

Pero no es quien piensas, ¡es su padre!

El nuevo Ford GT es un espectáculo, sin duda uno de los superdeportivos más impresionantes del Salón de Ginebra y del panorama actual del motor. No obstante, sus genes son gloriosos, con el mítico Ford GT40, rey de Le Mans entre 1966 y 1969, y el anterior Ford GT, una reinterpretación moderna de este, con muchos guiños estéticos pero que esconde un auténtico misil bajo el capó. ¡Una bestia!

Te interesa: sale a subasta el Ford GT de Jenson Button

Y es que, un Ford GT de la anterior generación se acaba de convertir en el coche más rápido del mundo. Sí, destrozando el récord de velocidad conseguido por el Bugatti Veyron y el Hennessey Venom GT y que le permite colocarse en la cúspide de la velocidad: 470 km/h. ¡Qué barbaridad! El récord ha tenido lugar en el evento ‘The Texas Mile’, donde varios superdeportivos americanos se baten en duelo sobre el asfalto para comprobar quién es el rey de la velocidad.

En el vídeo que tienes en la galería podrás ver a esta bestia en acción. Con una velocidad máxima de 293,6 millas por hora, supera el récord de 267 mp/h del Bugatti  los 270 mp/h del Hennessey. Ahora solamente nos queda por ver el nuevo récord que está preparando Bugatti con el Chiron: ¿superarán por fin las 300 millas por hora? La verdad es que no me sorprendería absolutamente nada. 

 

 

Lamentablemente, no te puedo hablar de las modificaciones con las que cuenta este Ford GT tan especial, pero a buen seguro el motor V8 original de 558 CV ha sufrido serias modificaciones para rondar los 1.000 CV de potencia. No será difícil, ya sabemos como se las gastan los americanos con la sobrealimentación extrema. En cualquier caso, enhorabuena a los responsables de este espectáculo récord, no todos los días se pueden ir a 470 km/h sobre cuatro ruedas y más tarde ir a buscar el pan con el mismo coche.

 

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear