Pasar al contenido principal

El P-51 es un Ford Mustang con 737 CV. Casi nada

Este Roush P-51 de edición limitada tiene un turbo enorme y, estooo... una tapicería sofisticada.

Ah, las preparaciones de coches… Este Ford Mustang Roush P-51 es uno de los Mustang más potentes que existen. Y los hay muy, pero que muy potentes, tenlo en cuenta. Su motor 5.0 ‘Coyote’ V8 con turbo Eaton ofrece 737 CV. Es decir, como si sumases la mecánica de un VW Golf R al propulsor V8 normal del modelo. ¿No te entra la risa floja al pensarlo? A nosotros sí.

Los compradores de este Ford Mustang preparado (se trata de un kit que hay que pagar aparte: el coche por un lado y después, sumas el paquete. Su nombre es P-51 y cuesta 38.000 euros, más o menos, al cambio en dólares) no sólo se llevan más caballos. Adquieren, además, una suspensión ajustable en tres posiciones y neumáticos y llantas más ligeros, que ayudan a que la ‘patada’ extra tenga más sentido.

 

 

Mientras tanto, un escape activo proporciona tres “perfiles de sonido predeterminados” a este Ford, además de uno a la carta que, en teoría, te deja confeccionar el rumor según tus gustos mediante una aplicación. Oh, y los Ford Mustang Roush P-51 manuales (puedes escoger entre un cambio tradicional de seis marchas y uno automático) obtienen una mejora en los frenos.

En el interior del Ford  cuenta con cuero tostado, infinitos elementos que llevan grabado ‘P-51’ y “pedales deportivos”. Pasamos al exterior y encontramos algo sorprendentemente contenido. Se parece mucho a otros Mustang de Roush, aunque el P-51 posee alerones de fibra de carbono exclusivos, una pintura especial, luces en la parrilla y logos diseñados para este Ford preparado.

Mira este Ford Mustang de Schropp Tuning. Con 820 CV.

Ah, también hay que añadir que el vehículo viene con una garantía de tres años o 58.000 km, muy útil por si algo estalla.

Roush va a construir 51 unidades (¿pensabas que el número se había elegido al azar? No, hombre, estas cosas nunca son por casualidad) de esta edición especial del Ford Mustang, inspirada en la aviación. ¿Quieres una?

Lecturas recomendadas