¿Un fórmula 1 con cadenas? Max Verstappen disfruta en la nieve

Ver un Fórmula 1 con cadenas de nieve subiendo por una pista de esquí es como ver a un Hummer H1 corriendo las 24 de Le Mans. Las imágenes del vídeo que ha publicado Max Verstappen te van a dejar los ojos como platos.

Te aviso: lo que estás a punto de ver es algo que difícilmente podrías haber imaginado jamás. ¿Un Fórmula 1 con cadenas? ¿Es una inocentada? Qué va, pero como si lo fuera. Max Verstappen, piloto de Toro Rosso, ha pensado cómo divertirse a lo grande en invierno, mientras el resto de sus compañeros disfrutan de sus vacaciones: muy fácil, subiendo a esquiar. Eso sí, cambia los esquís por un Fórmula 1. Aquí tienes el espectacular vídeo:

Para ello ha pillado su Red Bull RB7 y se ha ido a la exclusiva estación de esquí austríaca de Kitzbühel. Ha calzado cuatro cadenas de hierro a los gigantescos neumáticos del F1 y ale, ¡parriba! Es increíble ver cómo un Fórmula 1 sube dándolo todo por una pista de slalom, unas imágenes espectaculares que a buen seguro el bueno de Max también disfrutó dentro del cockpit.

No te pierdas: El sueldo de los pilotos de F1

Al parecer, en un primer momento, se instalaron unas ruedas con clavos, pero estas no fueron suficientes para que el monoplaza pudiera traccionar en una pendiente nevada como esta. La solución no podía ser más clásica: unas cadenas de toda la vida solucionaron la papeleta.

Aún así, el coche patina casi constantemente: ¡normal! Pero suficiente mérito tiene subir con un coche así por una rampa nevada como esa. Cientos de personas se agolparon en los laterales de la pista para disfrutar del espectáculo: ¿te imaginas que estás esquiando tan normal y de repente te encuentras con un Fórmula 1 con cadenas subiendo por una pista? ¡A-lucinante! A continuación puedes ver las imágenes on-board:

Te interesa:

Prueba Lotus Exige Sport 350: renovado y mucho mejor

Lotus 3-Eleven: misil tierra-tierra

Lotus Evora Sport 410: tan rápido como un Ferrari F50

Spyker C8 Preliator: el renacer de Spyker en Ginebra

Más de 3.000 km con el nuevo Ford Focus RS

Lecturas recomendadas