Lamborghini: la aceleración de 0 a 100 no genera diversión

Lamborghini Revuelto (1)

Cuando rozas un par de veces la frontera de perder la conciencia, se te pasa la novedad: Lamborghini opina que es mejor ofrecer experiencias.

"Somos una marca que ofrece una experiencia, no ofrecemos movilidad de A a B. Nadie necesita realmente un Lamborghini. Necesitamos generar 'deseo' con una emoción en el coche. Algunos coches del mercado están tan sobredimensionados que no se siente ninguna conexión. Buscamos la mayor emoción posible".

La transición de Lamborghini hacia modelos híbridos y, finalmente, de batería, es una firme declaración de intenciones de su director técnico, Rouven Mohr, quien habla de la electrificación de sus deportivos. 

"Es más difícil en los coches eléctricos. Pero no es imposible. Los fabricantes de coches con mentalidad emocional deben centrarse en cosas diferentes en el mundo eléctrico. No es el camino correcto imitar el carácter de los motores de combustión interna".

"Las emociones de los futuros eléctricos no las generará el tipo de motor o batería que utilicen; éstos son sólo los habilitadores que liberan los requisitos de rendimiento y autonomía".

"El carácter lo definen otras cosas. Creo que tenemos algunas ideas geniales. En uno o dos años expondremos nuestras ideas y está muy lejos de lo que es el tiempo de aceleración de 0 a 100. Eso no es algo que genere diversión", añadió.

Lamborghini "nunca renunciará" al V12, dice su jefe de ventas

Para los que amamos la emoción visceral de conducir un supercoche, más que su aceleración vertiginosa y sin sentido, todo esto es tranquilizador aunque el actual Lamborghini Revuelto produzca más de 1.000 CV y alcance los 100 km/h en 2,5 segundos

Sin embargo, por mucho que Mohr admire lo que ha hecho Hyundai con los sonidos simulados y los cambios de marcha del Ioniq 5 N, no son sistemas que debamos esperar en sus modelos enchufables.

Llegará un momento en que los jóvenes no entiendan el atractivo de un deportivo manual con motor de combustión interna

"Es un coche muy bien hecho, pero necesitamos algo alejado de lo que ya existe. No miramos hacia atrás; necesitamos mirar más hacia adelante para generar el nuevo 'quiero tener'", asegura.

"Nuestra área de la industria automovilística tiene que reinventar los atributos que definen el carácter de un coche. Paso a paso, las próximas generaciones desarrollarán una interpretación diferente de lo que es genial. Llegará un momento en que los jóvenes no entiendan el atractivo de un deportivo manual con motor de combustión interna".

Un componente clave de los futuros Lamborghini, ya sean de combustión interna o eléctricos, será probablemente la nueva tecnología Active Wheel Carrier, una alternativa a la dirección a las cuatro ruedas que produce reacciones más precisas a partir de la alteración sobre la marcha de la convergencia y la caída de las ruedas. 

Un sistema que parece que funciona realmente bien, pues ya ha rebajado en varios segundos enteros los tiempos por vuelta de un prototipo del Huracán con tracción trasera.

"Puedes controlar la mejor posición del neumático y luego, con precisión de bisturí, definir la cantidad adecuada de par motor. El motor tiene que meter el aire, luego el combustible y después la combustión. No puedes controlar la entrega de potencia en milisegundos como con los motores eléctricos. Con un VE, puedes asegurarte de que el motor deslice constantemente la rueda, como una especie de control de tracción inversa. Esto no es posible con los motores de combustión interna.

"Combina esto con el posicionamiento activo de la rueda y entonces... wow. Puedes hacer maniobras que antes no eran posibles".

Etiquetas: Superdeportivos