Pasar al contenido principal

12 años separan a estos Lamborghini Countach ¿cuál te gusta más?

Ufffff, hay decisiones complicadas, y luego está esta.

Elegir entre un Lamborghini Countach y un Lamborghini Countach parece sencillo a priori, ¿no te parece? Lo que pasa es que Lamborghini es una marca que no acostumbra a renovar sus modelos cada dos por tres: el Lamborghini Diablo estuvo 12 años en el mercado, el Lamborghini Gallardo, mucho más moderno y actual, 11 años. ¡El caso del Lamborghini Countach es el más bestia! Estuvo a la venta entre 1974 y 1990, ¡16 años!

Alucina: ¿un Lamborghini Countach de cristal? ¡Claro!

La subasta del Concurso de Elegancia Villa d’Este siempre es un espectáculo y hoy, echando un vistazo a los coches presentes en dicha subasta nos hemos encontrado un caso curioso: dos Lamborghini Countach, inmaculados, restaurados hasta el mínimo detalle, pero con 12 años de diferencia entre uno y otro. Hay diferencias y elegir entre uno y otro no va a ser fácil: deberás analizar al detalle la galería para poder elegir tu Lamborghini Countach favorito.

 

 

El primer ejemplar es un Lamborghini Countach LP400 de 1975. Es uno de los primeros ejemplares fabricados y entra dentro de los Countach bautizados coloquialmente como Countach Periscopio, por su pequeña ventana en la parte superior que reflejaba la parte trasera en el retrovisor interior. Cuenta con un motor V12 en posición longitudinal, a diferencia del Lamborghini Miura, que lo montaba en posición transversal. Con 375 CV y un estilo más limpio y depurado que posteriores Countach, es el ejemplar número 31 de los primeros 150 fabricados. 

Este ejemplar cuenta con una interesante combinación de colores: amarillo para el exterior y cuero marrón en el interior. Fue entregado nuevo a un príncipe de Arabia Saudí, aunque el coche volvió pronto a Italia para ser restaurado y mejorado. El frontal de estos primeros Countach recuerdan al frontal del Miura y las líneas son algo más depuradas que los ángulos rectos de posteriores versiones.

El otro ejemplar representa el icono de los 80 en lo que se convirtió este superdeportivo. Se trata de un Lamborghini Countach 5000 QV, Quattrovalvole: esta versión aumentaba la cilindrada del motor hasta los 5,2 litros y contaba con cuatro válvulas por cilindro. Alcanzaba los 455 CV y la verdad es que representa perfectamente una era, al menos desde el punto de vista estético.

 

 

El color blanco es protagonista y se combina con el cuero blanco en el interior con toques dorados: el coche perfecto para lucir palmito en la sórdida Miami de los años 80. La verdad es que es una joya que acaba de ser completamente restaurada en PoloStorico por su actual dueño. Anteriormente, el coche fue entregado nuevo en EEUU (vaya, qué sorpresa) y posteriormente se vendió en Japón.

Ambos modelos estarán disponibles en la subasta de RM Auctions en Villa d’Este y la verdad es que es difícil, muy difícil, elegir solamente uno: estéticamente me gusta más el Periscopio, pero la combinación de colores y el rollo del otro es sencillamente sensacional: difícilmente puedes tener ninguna otra cosa que represente mejor esa época. ¡Podrás ser el Lobo de Wall Street!

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear