Pasar al contenido principal

Mazda 323 GT-R: así era este desconocido compacto deportivo

Mazda 323 GT-R

Un coche olvidado, pero fantástico

En los años noventa surgieron muchos compactos deportivos. El segmento que impulsó el Volkswagen Golf GTI no paró de crecer y quizás tuvo su gran esplendor, junto con los años ochenta, en esos años, cuando nacieron nombres como el Ford Escort RS Cosworth, Lancia Delta HF Integrale Evolution o Nissan Sunny GTI-R. Y junto a este último, el Mazda 323 GT-R es quizá el compacto deportivo que pasó más desapercibido en los 90.

Prueba Toyota GR Yaris: ¡aparatazo!

Se trata sin duda de toda una rareza que muchos desconocen, razón por la cual ha llamado especialmente la atención cuando ha aparecido en una de las subastas recientes de RM Sotheby’s celebrada en Italia. Sin embargo, antes de hablar de esta unidad en concreto, vamos a hacer un breve repaso por la historia de este modelo.

La historia del 323 GT-R

El Mazda 323 GT-R es uno de los coches que más desapercibido pasó en los años noventa y no debería haber sido así. Fijaos el revuelo que se ha montado con el Toyota GR Yaris, el nuevo compacto deportivo de la marca que combina un motor pequeño muy potente con tracción total y cambio manual. Teniendo en cuenta que el modelo de Mazda utilizaba una configuración similar, ¿por qué no disfrutó de tanto éxito? En aquellos tiempos las marcas sí solían hacer coches enfocados solo al disfrute de la conducción y no era raro ver productos tan especiales como el GR Yaris. 

mazda 323 gtr

Entonces, Mazda quería homologar su coche de rallies, cuya creación fue idea del expiloto Achim Warmbold, presidente del Mazda Rally Team Europe en 1988. Para ello, los responsables del mítico Mazda 787 B de 1991 se pusieron manos a la obra sobre el Mazda 323 GTX, que era la variante más deportiva en aquel momento. Para esta nueva versión utilizaron un motor conocido al que se le añadieron pistones y bielas de mayor rendimiento. Gracias a nuevos inyectores, turbo y un intercooler más grande el motor desarrollaba 210 CV de potencia en su país natal.

Toda esta energía se enviaba directamente a las cuatro ruedas, gobernando el conjunto una caja de cambios manual de cinco velocidades. Para diferenciarlo del resto de la gama contaba con uniforme especial, con un capó de nueva factura con tomas de aire, paragolpes más radicales y un nuevo grupo óptico. Igualmente, contaba con un nuevo alerón y diferentes detalles exclusivos repartidos por su cuerpo.

Mazda 323 GT-R
Foto: RM Sotheby's

Solo fueron fabricadas 2.500 unidades, una cifra pequeña que afianza el hecho de que pocos conocen todo sobre él. Y es que, curiosamente, cuando un modelo no es demasiado conocido o pasa desapercibido, por el motivo que sea, encontrar información sobre el mismo se convierte en una ardua tarea. Y es exactamente lo que pasa con este Mazda 323 GT-R, un compacto deportivo al que la historia no le dio el lugar que merecía.

Un 323 italiano y casi 'de concesionario'

Como podéis ver, el 323 GT-R es uno de esos coches que solo los verdaderos aficionados conocen y valoran. Es muy poco probable encontrar uno hoy en día, menos aún en el estado en el que ha aparecido el que podéis ver en las fotos. Se trata de una unidad de 1994 vendida en su momento en Italia, donde es especialmente raro.

Se registró originalmente en Génova y no ha salido del país desde entonces. Se ha conservado en un notable estado de conservación, pero en parte eso ha sido así gracias al poco uso que se le ha dado en sus 27 años de historia. Cuenta con 8.846 km recorridos, por lo que casi se podría decir que solo se le ha hecho un rodaje.

Sin embargo, hay ocasiones en las que los coches con tantos años y poco uso se acaban deteriorando. No es el caso de este Mazda, ya que ha recibido todos los cuidados necesarios en este tiempo, así como se le han cambiado las correas o cualquier pieza que lo haya necesitado.

En lo que respecta a su mecánica, encontramos un motor turbo DOHC de cuatro cilindros y 1,8 litros que rinde 187 CV. No se trata de un modelo tan radical como el que se vendió en Japón debido a las normativas de aquel momento, pero no por ello es menos especial.

Finalmente, este Mazda 323 GT-R de 1994 se ha vendido por 36.500 euros. Sí, por ese precio puedes comprar más de un compacto deportivo actual con buen equipamiento, pero no todos los días puede uno -casi- estrenar uno de los coches más desconocidos e interesantes de Mazda.

Buscador de coches

Y además