Pasar al contenido principal

Este es el Mercedes-AMG E63 Estate 2017: ¡tiembla Audi RS6!

Un familiar para hacer la mudanza más rápida de la historia.

Señoras, señores, nos ponemos serios: este es el Mercedes-AMG E63 Estate 2017, la versión familiar del Clase E más potente, radical y espectacular de la historia. Se trata de un familiar con 1.820 litros de maletero en el que poder meter un par de muebles, cuatro bicicletas o los famosos 80 halcones de jeque, bueno, tanto quizás no, pero puedes hacer que muchas cosas pasen de cero a cien en tres segundos y medio. ¡3 coma 5 segundos!

Te interesa: prueba Mercedes-AMG E63 2017...¡de lado!

Así es amigos, una auténtica bestia que pondrá las cosas difíciles al Audi RS6, el familiar deportivo por antonomasia y que, a buen seguro, seguirá siendo líder de las ventas, al menos en nuestro mercado. No obstante, Mercedes-AMG quiere plantar cara en aquellos mercados donde los deportivos familiares son populares y lo hace con muchos ingredientes para convencer.

 

 

El principal es el motor: el V8 biturbo de 4.0 litros se ofrecerá, como ya ocurre en el Mercedes-AMG E63 2017, con carrocería sedán, con dos niveles de potencia: 570 CV y 750 Nm de par, para la versión básica (qué gracia usar esa palabra aquí) y 612 CV y 850 Nm en la versión ’S’. Sí amigos, la misma potencia que hace unos años producían los AMG con motor V12. Toda la potencia será transmitida al asfalto mediante una caja automática SPEEDSHIFT MCT AMG con 9 marchas y un embrague húmedo para el arranque.

Además de la potencia brutal, el Mercedes-AMG E63 Estate ofrece la tracción integral AMG Performance 4Matic+ de serie en toda la gama, un elemento fundamental para mejorar la tracción y la seguridad: no hay que olvidar que es un deportivo para usar a diario, al menos si eres como debes ser. No obstante, pese a la tracción integral, este Mercedes incluye un ‘Drift Mode’, igual que el Ford Focus RS, para aquellos momentos en que los niños se quedan en casa y quieres diversión a raudales. Además, al igual que en el sedán, el Mercedes-AMG E 63 Estate incorpora la suspensión inteligente con cámaras que controlan el estado del asfalto y pueden variar la dureza de la suspensión: esta también se puede modificar seleccionando los distintos modos de conducción (Confort, Sport y Sport Plus), que a su vez también modifican la respuesta del acelerador, el sonido o el reparto de par según los gustos del conductor. En la versión 'S' se ofrece también el modo 'RACE', en busca de las mayores prestaciones.

 

 

Estéticamente resulta imponente y representa muy bien lo que debe ser un Mercedes-AMG, o un ‘lobo con piel de cordero’, como lo quieras llamar. Una de las pegas de esta versión es su peso: si quieres tanto maletero, lo verás penalizado con un extra de 115 kg en la versión normal y 110 kg extra en la ’S’. No es terrible, perder una décima de segundo en el cero a cien no me parece como para tirarse de los pelos, ¿no te parece? Ah, el consumo medio se sitúa en los 9,1 litros a los cien, gracias a mucha tecnología, como la desconexión de cilindros: ¿en un coche así a quién le importa el consumo? Cierto, a nadie.

El Mercedes-AMG E63 Estate será presentado en el Salón de Ginebra 2017 y sin duda será uno de los coches de 2017 más deseados por aquellos papás que busque practicidad y prestaciones brutales. Si los planes se cumplen, debería llegar a los concesionarios a partir del mes de abril. 

Lecturas recomendadas