Pasar al contenido principal

Roadtrip por la Italia del motor: Museo del Automóvil de Turín

Primera parada: Turín.

No necesitas ser un experto en automóvil para ser consciente de la importancia de Turín en la historia del automóvil, en el mundo de las cuatro ruedas. Creo que es inmerecidamente desconocida en muchos apartados y, aunque está a la baja, el mundo del automóvil sigue siendo un factor clave para entender el sentido y la historia de la capital piamontesa. Hoy, en mi primera parada del Roadtrip por la Italia del motor visito el Museo del Automóvil de Turín, un museo que resulta incuestionable si estamos por la zona, una visita que podemos aprovechar para conocer un poco mejor la ciudad.

Fundado en 1932, el Museo Nazionale dell’Automobile es uno de los mejores museos que podemos encontrar hablando del automóvil desde un punto de vista genérico, como instrumento, como elemento vertebrador de la cultura mundial. En 2013 el periódico The Times clasificó este museo como uno de los 35 mejores del mundo, dando valor a su carácter educativo y científico. En 2011 sufrió una importante reforma arquitectónica y de espacios. Es precisamente este último elemento, llevado a cabo por el escenógrafo Francois Confino, uno de los más destacables de este museo.

 

Desde fuera, luce un aspecto muy típico de Turín. Una mole de hormigón, con cierto aspecto industrial. Dentro la cosa cambia y los grandes espacios toman protagonismo. Deja que antes de nada te muestre algunos datos que debes conocer antes de venir. Como ya sabes, la organización en Italia a veces es un poco rara, este no es una excepción. Por ejemplo, los lunes el museo solo abre por la mañana, los martes por la tarde. De 10 a 2 en el primer caso, de 2 a 7 de la tarde en el segundo. Miércoles, jueves y domingo abre de 10 de la mañana a 7 de la tarde, mientras que los viernes y sábados amplía su horario hasta las 9 de la noche. El precio del ticket es de 12 euros para la entrada general y 8 euros la reducida: niños de 6 a 14 años, estudiantes universitarios, mayores de 65 años o miembros de la Scudería Ferrari Club. Aquí tienes la página web donde puedes ver toda la información del museo.

 

Museo del Automóvil de Turín: ¡el paso del tiempo sobre cuatro ruedas!

Pero vamos a dejar atrás los datos más técnicos para adentrarme en la exposición. El museo se divide en una exposición fija, que va cambiando algunas cosas cada cierto tiempo, y exposiciones temporales de temáticas variadas. No es un museo de una determinada marca, es un museo que te habla de la historia del automóvil, de la relación del automóvil con la cultura y su aportación fundamental a cada tiempo. No es tanto un museo para ver determinados coches sino para entender cómo hemos evolucionado de la mano.

La exposición empieza en el piso más alto y desde ahí vamos bajando en un recorrido perfectamente trazado. Comenzamos en los inicios del automóvil, donde todo comenzó. Por supuesto, en este museo los coches italianos son protagonistas, pero podrás ver coches claves de distintas marcas de diversos países. Debo decir que la parte preguerra, especialmente la de los primeros coches de principios del Siglo XX, es probablemente la más completa del museo. Es espectacular la cantidad de coches interesantes que tienen, muchos de ellos rodeados de una escenografía espectacular.

Y es que como ya te he comentado antes, el trabajo de Francois Confino en este museo es espectacular. Creo que es lo mejor que tiene, una escenografía realmente lograda, contextualizando a la perfección cada coche y cada época, para poder entender cómo los coches han colaborado a crear y a evolucionar la cultura de cada país, de cada zona geográfica.

La exposición del Museo del Automóvil de Turín evoluciona siguiendo una línea temporal, pasando de los primeros coches de primeros de Siglo a aquellos buques de lujo fastuosos de los ‘Felices años 20’. La guerra se tira encima y se lleva por delante todo. En el museo se puede ver también el resurgir del automóvil, especialmente en los años 50. Por supuesto también se habla de la importancia de Turín dentro del mundo del automóvil con un mapa gigante donde se pueden leer todas las empresas relacionadas con el mundo del automóvil. La lista es interminable: Fiat, Lancia, Abarth, Vignale, Pininfarina, Bertone, Ghia, etc. Turín en los año 60 y 70 era uno de los grandes centros del automóvil a nivel mundial, de la misma manera que lo puede ser Detroit.

 

Los 5 mejores coches para aparentar

 

La parte más moderna flaquea un poco, pero la cosa se vuelve a venir arriba cuando hablamos de la competición. La colección de coches de carreras que tienen es realmente interesante y posiblemente el icono del museo sea la parrilla de un circuito ficticio con numerosos Fórmula 1 de Ferrari y de otras marcas italianas como Alfa Romeo o Lancia. También de otras marcas europeas, como el Mercedes 300 SLR ‘Silver Arrow’ están presentes en un rincón realmente espectacular.

Con esta sobredosis de motorsport termina la exposición permanente, un broche final glorioso pero no el último. En mi visita al Museo del Automóvil de Turín pude ver dos exposiciones más. La primera habla de los coches italianos que se creaban para ser exportados a EEUU, una muestra muy interesante de la gran importancia del gigante americano en la industria italiana y, por supuesto, del resto de Europa. La segunda habla del diseño, de las claves del diseño italiano y de algunas de las caras más reconocibles. Uno de los protagonistas de este espectacular espacio multimedia es nuestro próximo protagonista: Andrea Zagato. 

Toca recoger los bártulos. El Museo del Automóvil de Turín es un gran punto de partida si decides venir en coche desde España. Toda la ciudad lo es, donde además de darte un paseo por la ciudad podrás degustar alguno de los mejores helados de Italia y encontrar alojamiento a buen precio. Ahora toca visitar uno de esos lugares mágicos y que representan muy bien la pasión italiana por los coches. Mañana hablaremos con Andrea Zagato, sin duda un icono del diseño italiano y padre de alguno de los coches más deseados de las últimas décadas: aquí tienes los diseños más salvajes de Zagato. ¡No te lo pierdas! ¡Este roadtrip por la Italia del motor no ha hecho más que empezar! 
 

Lecturas recomendadas