Pasar al contenido principal

Nuevo BMW Serie 8 Convertible: por fin llega el descapotable

Ya te ves por Sunset Boulevard, ¿no?

Imagen de perfil de Luis Guisado
Con cuatro plazas y techo de lona

El nuevo BMW Serie 8 Convertible cierra el círculo de un modelo que pedía a gritos una variante así. Y es que el BMW Serie 8 en su versión descapotable se quedó en el tintero junto con otras tres variantes que no llegaron a salir en aquel momento (aquí te dejo los tres BMW Serie 8 que no se llegaron a fabricar). 

Puede que fuera por algún estudio de mercado o por lo que fuera, pero el caso es que el Serie 8 E31 se quedó con carrocería coupé y punto. Y, lo peor de todo es que, aunque se presentó en 1989 junto con el BMW M3 E30, no pudo superar la década de los 90 y en 1999 dejó de venderse como coche nuevo.

Con cuatro plazas y techo de lona

Hoy en Múnich vuelven a la carga con este modelo: el nuevo BMW Serie 8 Coupé es un gran turismo con todas las letras: por tamaño, por líneas, por (¡ay!) precio, sí, pero también por tecnología, por comodidad... Aquí puedes leer más en la prueba del nuevo BMW Serie 8 Coupé M850i que pude hacer en el Circuito de Estoril y las carreteras de alrededor.

Una de las cosas que más me han gustado del nuevo Serie 8 Convertible que pude ver y tocar (solo dos periodistas españoles tuvimos ese privilegio) es que vuelvan a optar porla capota de lona, como en el caso del nuevo BMW Z4. En este caso, Sarah Lessmann, una de las presponsable del proyecto de BMW Serie 8, me decía que la capota tiene cuatro capas acústicas, por lo que el nivel sonoro es similar al del BMW M850i. 

Además, como en el caso del roadster que comparte ADN con el Toyota Supra, el techo se puede poner y quitar pulsando un botón en apenas 15 segundos (10 en el caso de BMW Z4) y hasta 50 km/h. Esto está especialmente bien, ya que te da un mayor margen de maniobra si necesitas echar la capota entre semáforos. Así no hace falta que ni pares.

Interior: el Serie 8 Convertible, igual que el Serie 8 Coupé

Una de las cosas en las que me insistió Sarah es que el Serie 8 descapotable es prácticamente similar a la versión coupé en cuanto a rigidez, salvando los pequeños ajustes que hay que hacer (porque, si no has caído, no tiene techo). Eso significa que dinámicamente es similar, o al menos eso es lo que me prometen en BMW, ya que este modelo sí que no hemos podido conducirlo.

Solo hay dos cosas en las que el nuevo BMW Serie 8 Convertible no puede ser igual que el cerrado. Para empezar, el control por gestos no se puede pedir ni en opción porque el sensor iría situado en el techo. Esto lo compensa con el equipo de sonido. El Serie 8 Cabrio busca ser un 'puntito' más elegante que el coupé (o al menos no tan dirigido a los quemados del volante), por lo que instalan de serie un equipo de audio Harman Kardon más potente que el normal de serie. 

El interior del nuevo Serie 8 es idéntico, al menos en las plazas traseras: misma consola central, mismos detalles (bueno, se añade el botón de la felicidad, el que quita la capota) y misma calidad.

La peor parte la veo atrás, pero solo relativamente: se trata de un 2+2 con todas sus letras, lo que quiere decir que mejor mentalices bien a los que van a pasar un rato ahí detrás. Eso sí, el problema queda solventado cuando pones el deflector del viento: como ocupa toda la zona posterior, las plazas traseras se quedan solo para guardar los abrigos.

Motores del BMW Serie 8 Convertible

El primer BMW Serie 8 E31 que apareció fue el 850i, con un imponente V12 de 300 CV y propulsión trasera. Hoy los tiempos han cambiado. En este caso hay dos opciones: un ocho cilindros de gasolina y uno de seis diésel.

Y es que como el desarrollo se ha hecho a la vez (con un desfase de cuatro meses), todos los integrantes de la familia pueden ser iguales. En el momento del lanzamiento se podrá optar por el BMW M850i Convertible (530 CV, 750 Nm) o el 840d (320 CV, 680 Nm), ambos con tracción integral xDrive, aunque también existirá un BMW M8 cabrio...

Vídeo: BMW Serie 8 Convertible

Hablando de variantes, el 8 Convertible va a tener otra carrocería aparte del coupé y el cabrio: llegará un nuevo BMW Serie 8 Gran Coupé. Le pregunté a un responsable de la marca sobre una posible versión híbrida enchufable. Me puso tal cara de póker, que mi sensación es que con el restyling de mitad de ciclo probablemente veamos uno... salvo sorpresón.

Tecnología del Serie 8 cabrio

En su día el BMW Serie 8 E31 fue uno de los modelos más avanzados del mercado. Tenía control de estabilidad, volante regulable eléctricamente, una caja de seis marchas unida a un V12... De tecnología también iba sobrado, al igual que el Serie 8.

La parte buena es que la variante descapotable va a tener todas las 'chuches' de la versión cerrada: los M850i, al formar parte de la división M Performance cuentan con un diferencial trasero mecánico controlado electrónicamente de los M Performance, que unido al eje trasero direccional le ayudan a entrar en otra dimensión en cuanto a manejo. También ayuda que podrá contar con una suspensión adaptativa que puede incluir una función de estabilización activa, entre un buen puñado de equipamiento que puedes conocer en el configurador del BMW Serie 8.Para terminar, seguramente te preguntes por los rivales directos del nuevo BMW Serie 8 Convertible. Sinceramente, encuentro pocos. ¿Quizá el Mercedes Clase S cabrio está en el radar de alguien que quiere un coche de este tipo, pero en cuanto a dinámica, prestaciones y diversión al volante, creo que habría que apuntar tan alto que entraríamos en el coto de marcas como Maserati o Aston Martin...


 

Lecturas recomendadas