Pasar al contenido principal

Pagani Huayra Roadster: tecnología al servicio de la emoción

Horacio da la vuelta a la tortilla: ¡el primer descapotable que es más ligero que la versión cerrada!

El Pagani Huayra Roadster ya está aquí y no podemos decir que no es uno de los coches de 2017 más esperados por todos. Sabíamos que iba a ser presentado en el Salón de Ginebra 2017, pero tras casi siete años de desarrollo, Horacio Pagani y su equipo no han podido esperar más y nos lo han mostrado algunas semanas antes de la cita helvética: no me extraña, el resultado es sencillamente espectacular, uno de los descapotables más rápidos, alucinantes y exclusivos jamás producidos por el hombre. ¡Bienvenido Pagani Huayra Roadster!

Te interesa: A la venta uno de los tres Pagani Zonda Tricolore

Y es que el desarrollo del Pagani Huayra descapotable suponía muchos retos: el proyecto se ha ido retrasando y finalmente ha sido desvelado seis años más tarde que el coupé. Esto se traduce en un nivel tecnológico mucho más avanzado que el del Pagani Huayra cerrado, con un uso intensivo de materiales más modernos, más ligeros y más rígidos: un buen ejemplo es la combinación en el chasis del Carbo-Titanio y el Carbo-Triax HP52: materiales casi de ciencia ficción que consiguen mantener el peso a raya y mejorar la rigidez. 1.280 kg representan 80 kg menos que el Pagani Huayra cerrado y parece evidente que su comportamiento al volante será más similar al del Pagani Huayra BC que al del Huayra ‘normal’: ¡el chasis soporta hasta 1.8 G de fuerza lateral! 

Este escaparate tecnológico deja sobre la mesa la capacidad de innovar de esta pequeña empresa italiana. Donde apenas hay cambios es bajo el capó: Mercedes-AMG ha vuelto a aportar el motor, una mecánica bautizada como Mercedes-AMG M158 y que se beneficia de la puesta a punto que ya desarrollaron con el Pagani Huayra BC. El resultado de este V12 biturbo de seis litros es una potencia final de 764 CV a 6.200 rpm y 1.000 Nm de par entregados desde las 2.400 vueltas. 

 

 

Este torrente de potencia se envía a las ruedas traseras mediante una nueva transmisión desarrollada por X-Track y cuenta con un nuevo diferencial electrónico desarrollado junto a Bosch. La fibra de carbono también toma protagonismo y esto le permite anunciar que la nueva caja de cambios es un 40% más ligera que la tradicional caja de doble embrague. Su posición transversal reduce la inercia y optimiza el centro de gravedad. Pagani asegura que esta nueva transmisión dota al coche de una gran versatilidad, siendo agradable en el uso diario y tremendamente eficaz en una conducción más deportiva.

La suspensión, derivada del Huayra BC y producida en el nuevo aluminio HiForg, consigue ser un 25% más ligera que en el Huayra Coupé. Por su parte, los frenos, desarrollados por Brembo, montan discos cerámicos de 380 mm en todas las ruedas, con seis pistones delante y cuatro detrás. Estas aseguran una impresionante capacidad de frenado, aunque dudo que pueda alcanzar la brutal frenada de su principal rival, el Koenigsegg Agera RS.

Por supuesto, el Pagani Huayra Roadster mantiene la aerodinámica activa, principal novedad que presentó la versión cerrada en su día. Resulta muy interesante cómo Horacio Pagani ha solucionado el tema del techo: ha desarrollado un techo de fibra de carbono y cristal para cuando el cliente quiera lucir un coche cerrado, que gracias al cristal consigue una buena sensación de desahogo interior. Pero no te confundas, este es un coche para disfrutar sin techo y para ello, Horacio ha creado un segundo techo de lona para casos de emergencia: lo que no me queda claro es si el techo duro se puede guardar en el propio coche o si hay que dejarlo en el garaje de casa.

El Pagani Huayra Roadster es el mejor Huayra que hemos visto hasta la fecha: tan brutal como el Huayra BC pero con el plus del cielo como techo. Ha costado mucho en llegar, pero el resultado es consciente: tanto lo es que los 100 ejemplares que van a fabricarse ya están vendidos a razón de 2.280.000 euros antes de impuestos (matriculado en España costaría 3.351.600 euros). Sin duda, este párrafo es el más triste de esta noticia. ¿Lo mejor? La galería que tienes sobre estas líneas con todas las imágenes proporcionadas por este genio obsesionado por los pequeños detalles. ¡No te la puedes perder!


 

 

 

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear