Los planes de futuro de Aston Martin: Lagonda y DBX

La próxima década parece crucial para Aston Martin. Andy Palmer pretende que en unos años no reconozcamos a esta marca.

Los planes de futuro de Aston Martin son ambiciosos, de eso no cabe duda. En apenas un lustro, la gama de Aston Martin habrá cambiado notablemente, empezando por el Aston Martin DB11 pero con sorpresas con las que pretenden incrementar notablemente la producción y, por ende, la capacidad financiera de la marca, para asegurar su independencia en el futuro.

No te lo pierdas: estos son los 7 concept más espectaculares de Aston Martin

El pilar fundamental más cercano de la marca es el Aston Martin DB11. El sustituto del DB9 cambia el estilo y el planteamiento de la marca y adelanta lo que veremos en los próximos Vantage y Vanquish. En los próximos años, ambos modelos se renovarán, aunque con planteamientos diferentes: el V8 Vantage se aprovechará de la colaboración con Mercedes para montar el V8 de cuatro litros del AMG GT. Por su parte, el Vanquish montará una versión más potente del V12 estrenado en el DB11. Ambos modelos se asentarán sobre la misma plataforma del último Aston.

Una vez renovada la gama actual, llegarán los cambios más significativos. Primero será el lanzamiento comercial del Aston Martin RapidE, es decir, una berlina 100% eléctrica con la que pretenden colocarse por encima del Tesla Model S. En Aston Martin creen que hay un nicho de mercado que quiere lujo eléctrico y la marca parece comprometida con ella: podría llegar a los concesionarios a finales de 2018 o principios de 2019.

Aston Martin SUV: el DBX, para 2019

La mayor novedad de Aston Martin en los próximos años será la llegada del nuevo Aston Martin DBX, que se producirá en la nueva planta de la compañía en Gales. El primer SUV de la marca será fundamental en el desarrollo futuro de Aston, ya que pretenden aumentar la producción notablemente. Llegaría en 2019 y el aumento de beneficios que se presupone con la llegada del SUV podría financiar la gran sorpresa de Aston Martin.

¡La resurrección comercial de Lagonda! Con la puesta en marcha de la planta de Gales, Aston Martin quiere renacer la marca Lagonda, creando una berlina de superlujo con la que plantar cara a Rolls-Royce o Bentley, pero desde una perspectiva algo más deportiva. Algo parecido a lo que ya hicieran con el Lagonda Taraf pero con una producción normalizada y un precio mucho más moderado. La marca Lagonda será más lujosa de Aston Martin y si las cosas van bien, más adelante, en 2022 o 2023 podría llegar también un SUV de gran tamaño. 

Por supuesto, durante todos estos años seguirán presentando modelos especiales en edición limitada como el Aston Martin Vanquish Zagato o el Aston Martin Vantage GT8: modelos con una alta rentabilidad para la marca. En definitiva, Aston Martin ya tiene sobre la mesa el plan de futuro para los próximos diez años y la verdad es que no podría ser más interesante.

Lecturas recomendadas