Pasar al contenido principal

¿Sabes cuál fue el primer Bugatti en superar los 300 km/h?

La santísima trinidad de Bugatti: el EB110, el Veyron y el Chiron

Un coche que batió muchos récords

Seguramente, si se hiciera una encuesta para saber la marca en la que los aficionados pensamos cuando hablamos de coches deportivos realmente veloces y exclusivos,  Bugatti estaría por encima de otros pesos pesados como Ferrari o Porsche.

El Bugatti Cientodieci es un homenaje al EB110 SS

Pero esto no es fruto de la casualidad, sino de una tradición con unos cuantos años a su espalda. En 1910, el primer modelo de la marca verdaderamente rápido, el Bugatti Type 13, tenía una velocidad máxima de 150 km/h.

Pero en esos tiempos Ettore Bugatti ya soñaba con alcanzar cifras de velocidad más elevadas. Los 100 estaban superados y los 200 km/h perfectamente factibles. El objetivo era llegar a los 300. 

Esta cifra de velocidad, que hoy en día es relativamente normal, hace apenas unas décadas era una tarea imposible para los mejores superdeportivos. Al menos hasta que llegaron mitos como el Ferrari F40, el Porsche 959 o el McLaren F1, el coche atmosférico más rápido del mundo a día de hoy.

Así las cosas, en Bugatti no podían ser menos. En 1929 Ettore Bugatti hizo algunos cálculos y llegó a la conclusión de que si al Type 41 Royale se le acoplaba una caja de cambios de los modelos de la saga Type 50, podría llevar a su ocho cilindros en línea a superar esa cifra. Pero era un esfuerzo económico demasiado fuerte para la época y el proyecto quedó aplazado...

Bugatti Type 41 Royale en Molsheim
El Bugatti Type 41 Royale podría haber superado los 300 km/h, pero suponía un esfuerzo económico muy fuerte. Foto: Bugatti

... hasta la década de 1980. Con la marca reducida prácticamente a la nada, un visionario, un loco de los deportivos y de la velocidad, decidió hacerse con lo derechos. Fue Romano Artoli, quien lanzó de nuevo al bebé de Ettore Bugatti a las portadas de las revistas con el EB110.

Este modelo se podría considerar como el primer superdeportivo moderno: su motor V12 de 3,5 litros tenía cuatro turbos y era capaz de desarrollar entre 560 y 610 CV (el GT y el Supersport). No solo eso: también fue el primer deportivo de serie en ser fabricado en carbono y su monocasco apenas pesaba 125 kilos. Por comparar con un monstruo de la tecnología actual, el Hispano Suiza Carmen Boulogne, el que utiliza el modelo español se queda en 195 kilos...

Ferrari F40 vs Testarossa. Dos mitos cara a cara

Volviendo al Bugatti EB110, su velocidad máxima era de 341 km/h (EB 110 GT) y de 351 km/h (EB 110 SS). Así, se hizo con varios récords. Algunos testimoniales como el coche más rápido en nieve, pero otros más serios: con 3,26 segundos en el 0 a 100, fue el coche que más aceleraba, así como el deportivo de producción en serie más rápido del momento. 

Como podrás imaginar, el EB110 de paso se convirtió en el primer Bugatti en superar los 300 km/h, lo que le da un aura especial que quizá sus sucesores más modernos aún no han logrado del todo. Es por eso que su precio está subiendo como la espuma: con un precio de unos 420.000 euros cuando fue lanzado en 1992, hoy en día te costará arrancar uno de las manos de su propietario por menos de 1,5 millones...

Buscador de coches

Y además