Pasar al contenido principal

No querrás creer lo que ven tus ojos: un Subaru Impreza STI descapotable

El mundo sigue dando señales de haberse vuelto loco.

Este Subaru Impreza STI descapotable es la típica creación que te deja sin margen de reacción. Una de esas propuestas que no sabes muy bien si aplaudir u odiar, si querer o desear que se queme en una hoguera de San Juan, parecido a lo que ocurrió con este Ferrari F40 en llamas, pobre. El ser humano siempre está dispuesto a innovar, pero no todos somos Elon Musk: este Subaru Impreza descapotable podría ser interesante sobre un cuaderno de teoría, pero en la práctica será difícil que te pueda convencer.

Y eso que los vendedores tienen clara su eficacia: “siente una experiencia de conducción perfecta a bordo de este Subaru Impreza STI.” o “este sedán de cuatro puertas prioriza el confort y la seguridad.” Hasta aquí, podría ser el anuncio de cualquier Subaru WRX STI (en España la palabra Impreza pasó a mejor vida), una de las berlinas deportivas más emocionantes de los últimos tiempos y probablemente el Subaru más deseado de los que puedes comprar en el concesionario: un coche con genes de rally en todas sus células.

Así se mueve el Subaru WRX STI de competición en Nürburgring

 

Ahora bien, algo choca: ¡no tiene techo! ¿Por qué le sacas el techo a un Subaru Impreza STI? Los americanos son bastante fans de este tipo de creaciones locas y no es la primera ni será la última: ¿no te suena la versión descapotable del Nissan Murano o el Range Rover Sport sin techo que producen en California? Vale, siempre, en cualquier caso, suele ser un poco despropósito, pero cuando el protagonista es un coche tan emocionante, tan radical y tan eficaz, a la par que un mito sobre ruedas, la cosa quizás no se convierta en tan simpática.

No te pierdas el vídeo del Mitsubishi Lancer Evo de los 650 CV

Como se puede ver en las imágenes el Subaru Impreza descapotable pierde por completo el techo, sustituyéndolo por uno de lona de grandes dimensiones. No, no se han limitado a descapotar solo una parte, como ocurre con el también desmesurado Mercedes-Maybach G650 Landaulet, el techo desaparece en todas las plazas y el único remedio para evitar su desintegración total en la primera curva cerrada es un pilar B que se mantienen y que le da hasta una imagen tipo targa que no puedo afirmar que, en esta ocasión, me parezca atractiva: está a milenios luz de un Porsche 911 Targa.

 

 

Efectivamente, generalmente en este tipo de noticias siempre hay algo bueno, una nota positiva para dejarnos con un sabor de boca algo más agradable. No sé si será eficaz, ni si podrá conseguir un nivel dinámica la cuarta parte de eficaz que un Subaru Impreza STI de serie, lo que sí te puedo decir es que es una versión tremendamente exclusiva (es la única que existe) y que su precio, en base a esta exclusividad, no es ninguna barbaridad: cuesta 26.967 dólares, poco más de 22.500 euros al cambio. No es caro y si realmente se mantiene sobre la carretera, podría ser el coche definitivo para quien busque una creación loca en busca de la máxima exclusividad posible. 
 

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear