Pasar al contenido principal

Arrestado por conducción temeraria poco después de ser multado por exceso de velocidad

Además transportaba un cargamento de marihuana.

Imagen de perfil de Javier Prieto
Arrestado por conducción temeraria con su Ford Mustang

El conductor de un Ford Mustang ha sido arrestado en EE.UU. por conducción temeraria. Los hechos sucedieron en la madrugada del pasado viernes cuando Chauntl Wilson fue sancionado por superar los limites de velocidad en la autopista interestatal I-80 en las proximidades de Lincoln (Nebrasca).

Los agentes le interceptaron con su Mustang a 92 millas/ hora (148 km/h) en un tramo limitado a 75 millas/ hora (120 km/h). Tras cumplimentar y entregarle el boletín de denuncia, los policías se despidieron de Wilson... pensando que no le volverían a ver.

El ciudadano se subió al Ford y reemprendió el viaje a todo gas. De hecho, con esa actitud parecía buscar el récord de multas de velocidad y quedarse sin puntos DGT. El caso es que poco después los oficiales le volvieron a pillar casi con el pie a tabla. Rodaba a 142 millas/ hora (228 km/h), prácticamente el doble del máximo permitido

Entonces se inició una persecución porque, a pesar de darle el alto en repetidas ocasiones, Chauntl hizo caso omiso de las indicaciones. Finalmente paró el coche y como consecuencia de su acción fue detenido. La sorpresa final vino cuando los oficiales descubrieron en el interior del Mustang una considerable cantidad de marihuana

No sabemos si en su imprudente actuación ha podido influir la carga que transportaba, pero este cargamento podía añadir nuevos cargos a la acusación que ya pesa sobre él. Viendo esta noticia resulta evidente que los hay que no aprenden. Más bien, podríamos decir que algunos son muy reincidentes. 

Hombre, la reacción habitual cuando te ponen una multa por pisar demasiado el acelerador, es levantar el pie. Sin embargo, como te decíamos, en el caso que nos ocupa la reacción de sujeto fue todo lo contrario. Sí, conducía un pedazo pony car, pero eso no le da derecho a tomarse la carretera como un circuito de carreras.

Imagen portada: Ford.

 

Lecturas recomendadas