El Chevrolet Camaro Z/28 by Lego: un clásico que nos devuelve a la infancia

Chevrolet Camaro Z/28 by Lego

Gustavo López Sirvent

Este puzzle tiene 1458 piezas y saldrá a la venta el 1 de agosto

La prueba fehaciente de que los adultos siempre seremos niños nos la da Lego. La marca danesa de juguetes continúa recreando maquetas de coches que, a posteriori, tienen una gran aceptación. El Ferrari Daytona, el Lamborghini Countach o el Shelby Mustang GT500 han triunfado entre los mayores de la casa.

Ahora, la compañía de Dinamarca acaba de presentar su nuevo modelo: el Chevrolet Camaro Z/28 de 1458 piezas, que se fabricó en 1969. La última carta de amor de Lego al mundo del automóvil está dirigida a mayores de 18 años, presumiblemente, porque los jóvenes no están exactamente convencidos de todo el asunto de los muscle cars de los años sesenta en estos días. 

Aún así, para los niños grandes entre nosotros, costará 169.99 dólares (misma cantidad en euros) cuando salga a la venta a partir del 1 de agosto. Como referencia diremos que una vez montado mide 10cm de alto, 36cm de largo y 14cm de ancho. Hay un volante que funciona, un motor detallado y puertas que se abren y cierran también.

El Z/28, con número de set LEGO 10304 sólo se puede adquirir en negro (lo que viene a ser una repetición similar al Camaro de primera generación). Pero Lego ha diseñado piezas para ocultar los faros y puede construirlo como un cupé o un convertible. Ah, y hay una selección de rayas grises, rojas o blancas. De esta manera, te va a permitir construir varias versiones del coche.

Pero no se vayan todavía. Aún hay más. Debemos destacar la perfección en la recreación de sus proporciones, cómo calca el motor small-block V8 de 5,7 litros o la genial interpretación de la tapicería del habitáculo. Casi parece que los asientos sean de vinilo y no de bloques de plástico.

Historia del Chevrolet Camaro Z/28

Recordemos que el primer  Chevrolet Camaro Z/28 vio la luz en 1966, si bien el modelo que nos ocupa y que tan elegantemente ha recreado Lego es de 1969. Esa unidad, que ya montaba tomas de aire en el capó, tenía llantas de rally de 15 pulgadas, que eran novedad, ya que el resto de modelos entre 1967 y 1969 equipaban las de 14 pulgadas.

Diferentes y variadas eran las opciones mecánicas: el motor de seis cilindros en línea Turbo-Thrift de 3,8 litros y 142 CV; el 4.1 litros de 155 CV; el V8 de 5.4 litros de 279 CV; el V8 5.7 litros desarrollaba 299 CV y el V8 de 6.5 litros erogaba 330 CV. 

Conoce cómo trabajamos en TopGear.

Etiquetas: MaquetasJuguetes