Pasar al contenido principal

La curiosa historia del motor de agua español

motor de agua
¿Qué pasó?

La historia del motor de agua español es de esas que parecen sacadas de un guion de película. Arturo Estévez Varela presentó el primer motor de agua en los años setenta, y pese a que gran parte de la comunidad científica no hablaba de ello, Varela defendía que su motor de agua era toda una realidad. Tras recorrer media España consiguió el trato que andaba buscando, aunque el final no fue el esperado.

No te pierdas: Así es el motor monocilíndrico de hidrógeno y 100 CV

Nacido en Valle de la Serena en 1914, Arturo Estévez Varela realizó estudios de Técnica industrial en Areneros de Madrid con el padre Caracciolo. Fue jefe de taller mecánico y jefe de fábrica, y en sus años en activo registró casi 100 patentes. Gran parte de su vida vivió de las ganancias de estos registros, otorgándole alguno de estos inventos una buena suma. Y es que, a juzgar por algunos de ellos, era toda una mente adelantada a la época.

motor de agua
Crónica original en el ABC

Y el motor de agua daba buena cuenta de ello, o al menos de la manera que él lo explicaba. Si bien, no se trataba de un motor de agua como tal, sino de un generador de hidrógeno que funcionaba a partir del agua que se suministraba junto con un reactivo. La composición de ese reactivo nunca fue revelada. Curioso es que en la Oficina de Patentes y Marcas del Ministerio de Industria no hay referencia alguna al supuesto invento.

Algunos aseguran que las empresas energéticas y petroleras compraron la idea a Varela para que nunca llegara a ser una realidad y de ese modo ellos pudieran continuar con su negocio y sus ganancias. Pero todo apunta a otro camino, y es el del fraude, o al menos así nos hace entender la historia que recogen la mayoría de medios. Según el mismo, con dos litros y medio de agua y un kilogramo de su aditivo se conseguían tres metros cúbicos de hidrógeno, pudiendo hacer rodar una motocicleta.

Pero claro, como ocurre en la mayoría de casos, faltaban fondos, y este inventor necesitaba unos nueve millones de pesetas para continuar con su proyecto. Para conseguir continuar con ello vendió la mitad de los derechos de utilización de su motor a José Carrera Rey. Tras un tiempo de trabajo llegó el día de presentar a la prensa el motor de agua. Pero, el día fijado, y según palabras de Carrera Rey, Arturo Estévez Varela no se presentó.

José Carrera Rey interpuso una denuncia contra Varela por fraude. Según recoge ABC, “por existir indicios racionales de criminalidad y por posible delito de estafa se ha dictado auto de procesamiento contra el inventor del motor de agua”. Arturo Estévez Varela desapareció de la escena pública, al igual que su prometedor motor de agua.

Fuente - ABC

Etiquetas:

Motor

Y además

Buscador de coches