Pasar al contenido principal

¿Qué le pasa a tu coche si le pones diésel en lugar de gasolina y al revés?

¿La has liado parda y no sabes qué hacer? Respira y sigue leyendo.

combustible equivocado manguera diesel

Resultan sorprendentes la cifras y quizás es una muestra de que en España no tenemos mucha cultura de coches…¡o simplemente que somos unos despistados! Según el RACE, en España cada año unos 70.000 conductores se equivocan al repostar, esto significa que cada día unos 200 españoles la lía parda en una gasolinera. A lo mejor se sienten atraídos por el precio de la gasolina barata... aunque en realidad eso es imposible. ¿Gasolina barata? ¿Qué hacer si pones diésel en lugar de gasolina o gasolina en lugar de diésel? Pues que tenemos un problema, grave, serio.

Lo más importante es darse cuenta del error. Si estás poniendo el combustible equivocado y en ese momento ya te das cuenta del error, todavía puedes solucionar el problema de una manera más o menos sencilla. Si ya has puesto más de un cuarto del combustible equivocado, lo mejor que puedes hacer es lo siguiente: primero de todo deja de poner combustible, obvio, después acude al personal de la gasolinera para avisar del error, para que puedan desviar a los posibles conductores que están esperando para repostar. Aquí lo importante es NO ARRANCAR el motor, si solo lo pones en el depósito, la reparación no será muy costosa, ya que lo que se tendrá que hacer es vaciar el depósito y como mucho revisar el filtro de combustible.

 

Adiós problema: estos son los coches eléctricos más rápidos del mundo

 

Es importante que, una vez avisados los trabajadores de la gasolinera, coloques el coche en un lugar más seguro fuera del recinto de los surtidores y esperar allí la llegada de la asistencia. Por norma general, el coche se irá en una grúa y te lo llevarán a un taller donde se pondrán manos a la obra: quitar el combustible erróneo es una tarea algo tediosa realizada en un taller y deberás buscar un plan B de movilidad mientras se arregla el desaguisado. Ahora bien, hay otras opciones: por ejemplo, el RACE, y viendo la cantidad de casos que se producen es probable que no sea la única, tiene un dispositivo especializado en este tipo de error. En ese caso y, si te ha ocurrido en alguna de las principales ciudades de España, un equipo especializado se desplazará hasta la gasolinera donde estés, te quitarán el combustible y lo rellenarán de nuevo con el combustible correcto: en algo más de una hora puedes tener el problema solucionado.

Ahora bien, ¿qué pasa si no nos damos cuenta y empezamos a rodar con el combustible equivocado? Pues ahí tendremos problemas más graves. Si repostamos diésel en un motor de gasolina, el coche probablemente no pueda hacer ni un metro. Muy probablemente el motor se parará en seco y probablemente habrá daños importantes en la bomba de combustible, el filtro de la gasolina y habrá que revisar tubos e inyectores. Si repostamos gasolina en un motor diésel es probable que el coche pueda salir de la gasolinera pero la aventura no llegará muy lejos: de nuevo el motor se parará tras producir ciertos tirones y ruidos extraños. La avería también puede ser costosa, cambiando numerosos elementos que hayan podido quedar en mal estado por el paso del combustible erróneo. 

 

 

Así que es fundamental no comenzar a rodar si tenemos dudas del combustible que hemos puesto o si somos consciente que hemos puesto diésel en lugar de gasolina o viceversa. Si has empezado a repostar el combustible equivocado pero te has dado cuenta muy rápido y apenas has metido unos pocos litros, todavía estás a tiempo de solucionar el problema llenando el depósito con el combustible correcto. No, no es bro

ma y el coche funciona bien: esto es común en zonas de alta montaña o zonas muy frías, donde para evitar la congelación del diésel se le aplica una parte del depósito de gasolina. No es lo más recomendable, pero en caso de error puntual y momentáneo, puede salvar la situación, eso sí, yo no lo haría si ya has colocado más de un 10% de la capacidad del depósito de combustible. ¡Lo mejor es estar muy atento y evitar despistes! Si es un coche de alquiler o no lo tienes claro, en el interior de la tapa del depósito suele indicar el tipo de combustible que necesita. Si sigues sin tenerlo claro, pregunta en la gasolina. ¡Más vale prevenir que curar!

Lecturas recomendadas