Pasar al contenido principal

Emotivo homenaje: Bentley presenta a los maestros del Mulsanne antes de su adiós

Bentley Mulsanne

Ocho representantes de un gran equipo

No nos gustan las despedidas pero, es lo que hay. Así que toca decir adiós al Bentley Mulsanne, que después de una década de vida llega al final de su producción y cede el testigo al nuevo Flying Spur (aquí te contamos por qué Bentley ha decidido tomar esta decisión).

No te pierdas: La opción que casi todos los clientes del Flying Spur quieren

Sin embargo, antes de que llegue el momento de despedirnos del Mulsanne para siempre -estaba previsto para abril pero se extenderá debido a la crisis del Covid-19-, la compañía ha querido rendir un emotivo homenaje, en especial a todas aquellas personas que han trabajado durante años en la producción de este buque insignia.

Y no son pocas… porque para producir un solo Bentley Mulsanne se necesita mucha artesanía y en torno a 400 horas de trabajo; y todo, absolutamente todo, tiene que ser de una exquisita precisión para que de la fábrica de Crewe, donde también es diseñado y desarrollado, salga un vehículo único. 

 

Maestros del Bentley Mulsanne

 

Esto requiere de paciencia, dedicación y mucho talento para conseguir la mejor combinación de lujo y rendimiento. Estas ocho personas que puedes conocer a continuación son solo una representación de todos los que han estado detrás del Bentley Mulsanne. Auténticos maestros del automóvil que, una vez que se recupere la normalidad, volverán a la fábrica para concluir la Final Series. 

 

Los maestros del Bentley Mulsanne

Crispin Marshfield forma parte del equipo de diseño y de él ha dependido la inconfundible silueta del Mulsanne. “Para mí, el Mulsanne siempre será uno de los proyectos de los que más orgulloso estoy”, explica. 

Peter Guest es el responsable de la ingeniería global, es decir, tanto de la carrocería como de la cabina. “Cuando lo lanzamos al mercado se le conocía como el Grand Bentley; ahora cede la antorcha a otros Grand Bentley, el nuevo Flying Spur y como alguien que ha vivido el desarrollo de ambos, te puedo decir que es un digno sucesor”, admite. 

Ian Johnson lleva la parte de carrocería en bruto desde hace más de ocho años. "Durante este tiempo aprendí y desarrollé habilidades tradicionales de acabado de metales y técnicas de batido de paneles", apunta. "Asegurando que cada cuerpo cumpla con los más altos estándares antes de ser transportado a nuestro taller de pintura ".

Precisamente, del departamento de pintura conocemos a Rob Thompson, todo un veterano en Bentley; de hecho, se jubilará pronto, después de cerca de cuatro décadas de servicio. A su cargo tiene un equipo de 40 personas y en él ha caído la responsabilidad de cada Mulsanne que ha pasado por el taller de pintura desde 2009. 

 

 

“Algunos de los colores personalizados que hemos creado han sido verdaderamente espectaculares, especialmente los acabados satinados y uno metálico conocido como ‘Liquid Mercury”, comenta orgulloso. 

También hay un encargado de las maderas que luce en sus acabados el Bentley Mulsanne, algo fundamental para definir su carácter en el interior. Se llama John Fisher y cuenta esto: “Es un auténtico trabajo artístico, usando los mejores materiales naturales manejados con cuidado y atención”. 

Por otro lado, Tim Seipel tiene una gran experiencia en el motor del Mulsanne, ya que ha trabajado intensamente en el icónico V8 de 6,75 litros ‘L-Series’, también usado en el Bentley Arnage. Además, al desarrollar el sistema de desactivación de cilindros para el primer producto del Grupo Volkswagen, ayudó a marcar el camino para el estándar establecido por el Mulsanne. “Hemos puesto nuestra alma y nuestro corazón en cada uno de esos ocho cilindros”, se sincera. “Seguiremos haciéndolo en los nuevos motores, ahora y en el futuro”. 

 

Maestros del Bentley Mulsanne
Tim Seipel - Motores

 

Por último y no menos importante, están Donna Morrey -de Operaciones- y Hans Holzgartner -de Marketing-; la relación de Donna con el Mulsanne comenzó en 2008 y ha gestionado todos los procesos de ensamblaje, asegurándose de que cada una de las partes artesanales se unieran con éxito. 

Holzgartner, por su parte, se ha encargado desde 2007 de que Bentley diseñara, fabricara y construyera un Mulsanne que los clientes realmente desearan. Seguirá haciéndolo con el Flying Spur, pero con un ojo puesto en el pasado. 

“Es el fin de una era y el último de su especie. Para mí, marca la culminación de nuestros primeros 100 años de trabajo y todo lo que hemos aprendido durante ese tiempo. Ahora estamos en un nuevo capítulo ". 

¡Un aplauso para todos ellos!

Todo sobre Bentley

Versiones de Bentley Mulsanne

Buscador de coches

Y además