Pasar al contenido principal

Así era el concept que avanzaba el Mercedes ML hace 25 años

Mercedes ml concept
El primer SUV de muchos.

A pesar de que Mercedes llevaba desde finales de los setenta vendiendo un todoterreno puro, el Mercedes Clase G, la compañía entendió en la década de los noventa que existía un subsegmento dentro de esta clase de vehículos que no había sido aún explotado. Con ello nacería el concept que avanzaba el Mercedes ML, un prototipo que llegaba hace 25 años y que anunciaba las formas que llevaría el primer SUV de la marca.

No te pierdas: Mercedes ML de segunda mano: ¿merece la pena comprarlo?

El Mercedes ML, ahora conocido como GLE, se convertiría en el primer todocamino de lujo, el primer SUV premium. BMW imitaría este movimiento con el BMW X5 en 1999, dos años después del lanzamiento del ML, y Audi haría lo propio en pleno siglo XXI con el Q7. El Mercedes-Benz AAVision Concept fue presentado en 1996, anunciando la esperada llegada de su primer SUV. Y no estaban únicamente centrados en ello.

En este tipo la marca amplió la gama de productos. Lanzó en Mercedes Clase A W168, también el deportivo descapotable Mercedes SLK R170. Pero el Mercedes ML significaría el comienzo de una extensa oferta de SUV en la marca, encontrando más de dos décadas después siete SUV con la estrella estampada en el frontal. Y de todos los tamaños, mecánicas y equipamiento, con el Mercedes GLA como el acceso a la gama y el eléctrico EQA recién presentado.

El Mercedes-Benz AAVision Concept se mostró al mundo en el Salón del Automóvil de Norteamérica, celebrado en Detroit. Se vendía como “vehículo para todas las actividades”, “All Activity Vehicle”, o como todos los conocemos hoy en día, SUV, acrónimo de “Sport Utility Vehicle”. Y eso que la misión del Mercedes ML era conquistar el mercado estadounidense y canadiense, encontrándonos con que los SUV años después son reyes de Europa.

No te pierdas: Los SUV eléctricos que debes empezar a considerar en 2021

El concepto que tenéis en imagen quería ceder al conductor lo mejor de dos mundos, el de los todoterrenos y el de las berlinas. La clave era la tracción permanente en las cuatro ruedas, una gran distancia al suelo y un espacio generoso. Quería que sus ocupantes fueran cómodos, disfrutaran de las comodidades y los lujos de las berlinas pero a su vez pudieran salir de la carretera y recorrer terrenos de dificultad.

No era un todoterreno puro. Entre otra cosas, prescindía de los bloqueos de diferencial clásicos, utilizando una variante más desarrollada del control de tracción electrónico. La carrocería se montó sobre una rígida estructura monocasco y contaba con el motor V6 de 3.2 litros recién desarrollado. No faltaba espacio para el equipaje, sistema portaequipajes para el transporte de bicicletas, por ejemplo, o sistema de audio Bose.

Más:

SUV

Buscador de coches

Y además