Pasar al contenido principal

¿Por qué Honda es Acura en los Estados Unidos?

La clave está en el lujo...

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez
Acura NSX

Llega el momento de conocer por qué Honda es Acura en Estados Unidos y… lo cierto es que la historia es tan simple como relevante. Para empezar a descubrirla tenemos que remontarnos al año 1986, pues fue entonces cuando a Soichiro Honda, fundador de Honda, se le ocurrió la idea de ampliar su negocio en el mercado estadounidense y hacerlo mediante el lanzamiento de una marca de lujo, a la que llamaría Acura. 

No te pierdas: Este Acura Integra fue confundido con un arma

Antes de que llegara Acura, los coches que se exportaban de Japón eran de bajo costo, por lo que podemos decir que su lanzamiento fue una estrategia de marketing también por parte del fabricante japonés. Una muy buena estrategia; porque rápidamente lograron un gran éxito, debido en buena parte a, según cuentan en su web, que los ingenieros de la compañía se reunían de noche para definir lo que sería la marca y dejar claro su papel. Incluso abrieron 18 puntos de venta en Estados Unidos para apoyarla, por lo que podemos decir que 'se lo curraron'. 

De hecho, en 1990, apenas unos años después de que Honda Motor Company lanzara Acura en Estados Unidos (también en Canadá y Hong Kong, por cierto), consiguieron vender 138.000 vehículos, de los cuáles 58.000 eran Acura Legend, un sedán con motor V6, que también estaba disponible como coupé. 

 

¿Una vuelta rápida con el Honda NSX en Estoril?

 

Unas cifras que no estaban nada mal para un recién nacido como Acura, pues para que te hagas una idea… por aquel entonces Mercedes vendía en torno a 78.000 coches. Pero quizá lo más importante para Acura fue que le reconocieran como la primera marca de lujo japonesa y que impulsó además a otros fabricantes como Toyota (con Lexus) o Nissan (con Infiniti) a lanzar su equivalente en Japón para poder competir con ella.

 

Honda es Acura en Estados Unidos: ¿sigue teniendo sentido?

La diferencia entre Honda y Acura es clara; esta última marca se diferencia básicamente por un nivel de lujo superior, que ha dado vida a lo largo de sus más de tres décadas de vida a algunos de los coches más exclusivos y prestacionales, como el Acura NSX, el primer coche japonés capaz de competir con Porsche y Ferrari. 

Es cierto que hoy en día, hay quien dice que Acura ha perdido un poco sus raíces de ‘marca de lujo deportiva’, y se ha centrado más en SUV, por ejemplo, que a fin de cuentas es lo que el público demanda. De hecho, el mismo Jon Ikeda, jefe de la compañía, lo ha reconocido.

 

 

El nuevo Acura NSX (o Honda NSX) sí sigue encajando en esa filosofía, pero no está al alcance de todos ni asegurar el buen camino de la marca. Por eso también ha asegurado que deben centrarse en lanzar modelos más asequibles pero que no pierdan el lema ‘Precision Crafted Performance’ que originalmente le representaba y que sirvan para dar sentido a que todavía Honda sea Acura en EEUU.

Más información sobre Honda en nuestras fichas

 

Y además