Pasar al contenido principal

El impuesto de matriculación se duplica con respecto a 2020 con un 30 por ciento menos de coches vendidos

Tráfico en ciudad
El precio medio del impuesto pasó de 382 a 819 euros

Comprar un coche en 2021 es aproximadamente 1.000 euros más caro que el año pasado y esto se debe principalmente a la subida de algunos impuestos como, por ejemplo, el de matriculación. En este año ha subido desde los 382 hasta 819 euros, aunque esta cifra varía en función de lo contaminante que sea cada uno.

La recaudación por el impuesto de matriculación se ha duplicado desde el 1 de enero hasta el 31 de marzo respecto a 2020, teniendo en cuenta que el año pasado se matricularon un 30% menos de coches y con el comienzo del confinamiento esta se frenó en seco durante semanas.

Y además, más caro

La cifra recaudada por el impuesto de matriculación asciende hasta los 149.370.000 euros, según el avance de la Estadística del Impuesto de Matriculación de la Agencia Tributaria.

Cabe destacar que la cuota media ha ascendido un 114,4% pasando de 382 a 819 euros. Este impuesto únicamente afecta a los coches matriculados este año y los que lo harán en los próximos meses, aunque todos aquellos que homologuen unas emisiones inferiores a los 120 gramos de oxígenos por kilómetro están exentos de pagar la tasa.

Los exentos fueron 63.073 unidades respecto a las 176.826 unidades de 2020.

El 59,9% (100.258 vehículos) son aquellos vehículos que emiten entre 120 y 160 gramos de CO2 por kilómetro. 

Se venden coches con mayores emisiones en 2021 que en 2020 en el mismo periodo. Este año aquellos vehículos con emisiones entre 160 y 200 gramos de CO2 por kilómetro fueron 13.550 unidades respecto a 8.524 de 2020.

Hay más datos curiosos, y es que efectivamente el diésel va desapareciendo poco a poco. El 61,9 % de los vehículos que se han matriculado hasta marzo son de gasolina, mientras que tan solo el 34,7% eran diésel.

Una historia publicada originalmente en BUSINESSINSIDER.es

 

Buscador de coches

Y además