Pasar al contenido principal

La ley del más rápido es la nueva forma de comprar coche

Comprar coches
Es lo que hay

¿Quieres un coche nuevo? Pues lo tienes complicado. La situación mundial para el sector es, como mínimo, peliaguda. Está afectando a la producción, distribución y hasta a la forma de comprar coche: ahora impera la ley del más rápido.

Puede comparación con el salvaje oeste parezca excesiva, pero, aunque no se trate de armas, lo cierto es que adquirir un vehículo sí que se ha convertido en una cuestión de ver quien desenfunda más rápido. Nos explicamos.

La escasez de chips ha “hecho un roto” tremendo a la industria que, entre otras muchas cosas, está siendo incapaz de producir todos los vehículos que tenía previsto fabricar. Hay explanadas llenas de ejemplares esperando a que les instalen el chip de turno para poder ser vendidos, creándose así un cuello de botella en el proceso que está redundando en una escasez enorme en los concesionarios.

Los tiempos de espera para que llegue el coche que alguien ha comprado son cada vez más grandes y en algunas ocasiones (yo conozco un caso) incluso después del tiempo previsto, el automóvil no termina de llegar y el comprador se queda compuesto y sin coche, con la única solución de tener que aguardar todavía más tiempo indefinido hasta que se solucione el problema.

Ante esta tesitura, está teniendo lugar un cambio de paradigma (al menos momentáneo) en la forma de compra de coches: los conductores están optando por, en vez de configurar su futuro vehículo a su gusto, “arramplar” con lo que haya, adquiriendo unidades de stock que ya estén disponibles.

Se está sacrificando la personalización, algo que las marcas cada vez han potenciado más para que sus clientes puedan crear su coche como quisieran (motor, acabados, colores, equipamientos opcionales, etc.); por hacerse con lo que hay, intentando que la unidad se acerque lo máximo posible a las pretensiones originales, pero teniendo que conformarse/prescindir de algunos aspectos que se buscaban.

Es eso o quedarse sin coche hasta vaya usted a saber cuándo.

Y además

Buscador de coches