Pasar al contenido principal

¿Sabes de dónde vienen el nombre y el logo de Volvo?

Hoy, clase de historia. Un poco de cultura nunca está de más.

Imagen de perfil de Noemí Alonso
Volvo S60 R-Design

El logo de Volvo y el nombre de la compañía tienen un origen muy diferente al de otras marcas de coches. Oh, perdona, te contamos por qué nos metemos en estas explicaciones: por una parte, hemos visto esta historia en Carthrottle (gracias, amigos) y nos ha parecido curiosa, lo suficiente como para trasladártela. Por otra… nos ponemos en plan profesor: ¿con cuánta frecuencia te paras a pensar sobre el origen de los fabricantes, de sus denominaciones y sus símbolos?

¿Conoces el nuevo Volvo XC40 2018?

Suponemos que la respuesta es ‘más bien nunca’. Y lo entendemos, ¿por qué ibas a hacerlo? Normalmente, podrías jugártela a que el nombre perteneció a su fundador (Ferdinand Porsche, Karl Benz…). Pero no es así en el caso de la automovilística sueca. Y justo ahora que Polestar va a pasar a ser su división de vehículos eléctricos de altas prestaciones, pero sin el apellido ‘Volvo’, es la mejor ocasión para aprender un poco más sobre el constructor.

La compañía de repuestos Svenska Kullagerfabriken, también conocida como SKF, creó una empresa subsidiaria en 1915 para manufacturar rodamientos y las herramientas para fabricarlos. No se sabe a quién se le ocurrió llamar ‘Volvo’ a dicha entidad, pero era perfecto. Sencillo, de pronunciación fácil y con un significado que derivaba del latín, ‘volvere’, volver. En cierta manera, estaba relacionado con los giros de estas piezas, así que nadie discutió la idoneidad del nombre.

¿Grande y verde? Probamos el Volvo XC90 T8 híbrido.

Volvo nunca hizo negocio con los rodamientos, aparentemente, pero en 1926 SFK decidió utilizar esa marca para sus primeros coches. La compañía había salido a bolsa, llegaron las inversiones y así nació la empresa tal y como la conocimos hasta 1999. Entonces la compró Ford, que después se la vendió a Geely en 2010.

El logo de Volvo se creó cuando sus vehículos empezaron a salir de las cadenas de montaje. Si lo miras de cerca, quizá te parezca el símbolo que designa el género masculino, pero hay mucho más. Volvoclub.co.uk lo describe como uno de los ideogramas más extendidos en la cultura occidental, pues representa el hierro desde la antigüedad… y también a Marte, el dios romano de la guerra.

La conexión entre las armas que se utilizaban en la batalla y el material empleado para fabricarlas estaba clara y se convirtió en el ideal de fuerza y durabilidad, así que era el símbolo perfecto para la empresa de SFK. Piensa una cosa: el primer Volvo apareció hace 90 años y su logo apenas ha cambiado…

Lecturas recomendadas