Pasar al contenido principal

Opinión: Nissan Rogue, ¿puede triunfar un SUV pequeño en Estados Unidos?

¿Tiene la globalización efectos secundarios?

Imagen de perfil de Alex Aguilar

Ah... los todocamino. Ese elefantiásico segmento que no deja de crecer en nuestro mercado -pese a que no sepamos explicarnos su éxito- en una orgía entrópica y aparentemente absurda de vehículos aparatosos, torpes y menos prácticos que un familiar. Tras varias décadas en las que el Viejo Continente se ha dedicado a copiar todas las modas estadounidenses -gracias a la exportación de su sueño americano por la industria cinematográfica hollywoodiense-, ahora parecen haber cambiado las tornas: ¿puede triunfar un SUV pequeño en Estados Unidos? Analicemos un caso práctico: el del Nissan Rogue. Sí, la versión yanqui del X-Trail 2017

Prueba del Ford Mustang GT: el sueño húmedo americano

Aunque pueda parecerte más predecible que el final de la película Titanic, el mercado norteamericano está experimentando cambios importantes en los últimos años. Vale, los tres modelos más vendidos de 2016 han sido enormes pick-up -Ford Serie F, Chevrolet Silverado y RAM ocuparon las tres primeras plazas, respectivamente-, pero... ¿serías capaz de adivinar cuáles fueron los otros integrantes del Top 10? Una pista: ni uno de ellos nació allí. Sé que te va a parecer increíble, pero a la hora de vender coches en Estados Unidos -donde Volkswagen tendrá que comprar de nuevo todos los 3.0 TDI trucados- los que mejor saben hacerlo son los japoneses. Sí. Toyota y Honda son los fabricantes con mayor éxito en esa zona. Es hora de correr a tu refugio nuclear más cercano. 

¿Cuál es la razón de que pueda triunfar un SUV pequeño en Estados Unidos? En realidad se trata de algo muy sencillo: aunque no lo hace al mismo ritmo que el europeo, el mercado local del Nuevo Continente también está experimentando grandes cambios en cuanto a la movilidad. Deja de mirarme así: sé que puede parecer un disparate teniendo en cuenta que es el país donde nacieron lemas como ‘there´s no replacement for displacement’ o ’fuck the fuel economy’, pero la sociedad cada día es más consciente de que todos debemos aportar nuestro granito de arena para evitar destrozar nuestro hábitat... y ese sentimiento llega a todas partes. 

Pero no desesperes, porque no todo está perdido: a pesar de que en la tierra de las oportunidades para los motores gigantescos lo que allí llaman todocaminos compactos están empezando a abrirse paso a bastante velocidad -el Honda CR-V es el modelo más vendido de esta categoría y ocupa la séptima plaza general, seguido inmediatamente por el Toyota RAV4 que probamos hace algún tiempo-, por allí no verás humaredas negras procedentes del tubo de escape de un diésel. El Nissan Rogue, que es el tercer SUV compacto más vendido allí, se ofrece al público animado por un bloque de gasolina de 2,5 litros y 170 CV... o por una mecánica híbrida con 176. 

¿Cómo te has quedado? ¿Crees ahora que pueda triunfar un SUV pequeño en Estados Unidos? Seguro que en este momento tienes mucho en qué pensar: ¿por qué llaman todocamino compacto a un bicho de casi cinco metros? ¿Por qué los yanquis compran coches como los nuestros? ¿Se empezarán a llevar allí también las figuritas de la sevillana?

Los modelos más vendidos en Estados Unidos en 2016: 

  1. Ford F-Series
  2. Chevrolet Silverado
  3. RAM Truck 
  4. Toyota Camry
  5. Toyota Corolla
  6. Honda Civic
  7. Honda CR-V
  8. Toyota Rav4
  9. Honda Accord
  10. Nissan Rogue

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear