Pasar al contenido principal

El Honda Civic Type R más caro del mundo

Solo una pista: por él se ha pagado lo mismo que por un 911 GT3.

Imagen de perfil de Alex Aguilar

¿Quieres saber por qué éste es el Honda Civic Type R más caro de la historia? Te lo explicamos antes de contarte lo que se ha pagado por él... Pero ya te adelantamos que son unos cuantos miles de euros...

¿Habrá un Type R más barato en 2018?

Una de las novedades más interesantes del nuevo Honda Civic Type R ha sido, sin duda alguna, que será la primera generación del mítico compacto deportivo japonés en distribuirse en los Estados Unidos sin necesidad de recurrir a un importador paralelo (aquí puedes leer nuestra prueba del Honda Civic Type R 2017). La salvaje expectación creada gracias a su agresiva estética y un brutal bloque de dos litros con 320 CV y 400 Nm capaz de permitirle alcanzar los 100 km/h en 5,7 segundos y ser el tracción delantera más rápido en —venga, adivínalo— el circuito de Nürburgring, no han hecho más que hinchar una burbuja de ansiedad en nuestros homólogos petrolhead yanquis... que no han dudado en lanzarse a la puja cuando han tenido la oportunidad de hacerse con una unidad realmente especial del nuevo modelo venido de Japón.

 

 

El artefacto que ves en las imágenes está numerado como el primero que ha desembarcado en el Nuevo Continente del Civic. Ha sido donado por Honda a la Pediatric Brain Tumor Foundation, dedicada al estudio y cuidado de niños afectados por el cáncer y con la que llevan colaborando desde 1991 (ya han recaudado unos 30 millones de verdes por el camino -sí, eso son más de 25 millones de euros-). La subasta del que se ha convertido en el Honda Civic Type R más caro del mundo ha sido gestionada por el especialista Bring a Trailer y se ha resuelto de un modo muy poco tradicional: habitualmente este tipo de piezas ven decidido su destino en los últimos compases de la puja con una guerra frenética entre los principales interesados…

Salvo en este caso, que en menos de 96 horas vio cómo su valor alcanzaba los 200.000 dólares —unos 175.000 euros— sin que nadie se atreviera a levantar la mano para ofrecer ni un centavo más. ¿Quieres saber quién será su nuevo dueño? Por razones obvias no se ha hecho público su nombre, pero una cosa está clara: en este tipo de maniobras todo el mundo gana. ¿O crees que esta unidad se depreciará teniendo en cuenta lo que es y lo que representa? Serious business, amigos y amigas. Serious business.

 

Lecturas recomendadas