Reciben 42 millones tras un accidente porque el techo del coche estaba pegado, no soldado

A veces la (chapucera) realidad supera a la ficción

Imagen de perfil de Javier Prieto
Chapuza en el techo de un Honda Fit en Texas

Si crees que solo en España somos unos 'ñapas', lee lo que sigue y cambiarás de opinión. Un juzgado de Texas (Estados Unidos) ha dictado una sentencia de indemnización por valor de 42 millones de dólares. Los beneficiarios son una pareja que había sufrido graves lesiones a causa de un accidente con su Honda Fit en el 2013. El Honda, de segunda mano, lo habían comprado apenas cuatro meses antes en un concesionario. Ya, ¿y el motivo de la cuantiosa compensación? Vas a alucinar.

Vídeo: El accidente de moto que hará que te duela todo el cuerpo

Resulta que tras el siniestro se descubrió que el techo de su Honda había sido reparado de forma incorrecta. Para ser exactos habían empleado ¡pegamento! para unir un panel que estaba defectuoso. Sí, has leído bien: pe-ga-men-to. Lo terrible del caso es que esa chapuza, según parece, pudo comprometer la seguridad estructural del vehículo al no resistir su parte superior el impacto.  Además, toda esta irresponsable actuación pudo influir en el resultado de las heridas de Marcia y Matthew Seebachan. Por lo visto, además, el incendio del Honda estuvo relacionado con la reparación que impidió el adecuado aislamiento del combustible en caso de impacto.

Los 'Benito y Compañía' americanos pasaron del protocolo de actuación estipulado por Honda en estos casos. Éste indica que cuando el panel del techo está defectuoso, debe reemplazarse por otro y soldarse. Pues ellos, ni cortos ni perezosos aplicaron un producto adhesivo (3M 8115) para solucionar el problema. Por si fuera poco, la tienda tampoco había indicado en Carfax que el vehículo había sido objeto de unos arreglos en esa parte del vehículo.

La diferencia entre unos y otros países es que en Estados Unidos, las sanciones por este tipo de imprudencias, se pagan muy caras.

 

Lecturas recomendadas