Pasar al contenido principal

El renting de los coches de renting, una nueva opción para cambiar de coche cada seis meses

Imagen de perfil de Noelia López
Renting en el Estado de Alarma

No sabemos si lo tenían planeado o ha sido la necesidad de dinamizar el mercado tras el descalabro de ventas provocado por el coronavirus lo que ha hecho que los responsables de ALD Automotive agudicen el ingenio para inventar el renting de los coches de renting.

ReDrive es un servicio, solo disponible para particulares, que permite a los usuarios acceder a vehículos seminuevos, procedentes de los contratos de renting ya finalizados,  por un periodo de seis meses. Terminado este plazo se abren tres posibilidades: devolver el vehículo, continuar con el contrato o, incluso, comprarlo, con el reembolso de la mitad de las cuotas de renting abonadas.

ReDrive es la solución perfecta para quienes quieren cambiar de coche muy a menudo, pues permite pasar de uno a otro cada seis meses cuando la mayor parte de los contratos de renting establecen un mínimo de dos años. También para aquellos que no tienen muy claro qué vehículo es el adecuado y quieren probarlo durante una temporada (pongamos, medio año) antes de decidir la compra de una unidad a estrenar.

Vehículos usados procedentes de contratos de renting finalizados

Con el lanzamiento de ReDrive, ALD Automotive apuesta por el mercado de usados procedente del renting como una de las fórmulas más interesantes y flexibles en el nuevo escenario. 

En palabras de Pedro Malla, director general de ALD Automotive España, “creemos que incentivar la adquisición de vehículos de renting de ocasión puede ser una efectiva palanca de liquidez para las familias y puede modernizar el parque automovilístico, pues los vehículos de ocasión procedentes del renting son mucho menos contaminantes, al tratarse de vehículos de solo 3 o 4 años, frente a los 11 años de antigüedad del mercado de usados en España”.

Renting en el Estado de Alarma

Los vehículos disponibles en ReDrive, procedentes todos ellos de contratos de renting ya finalizados, cuentan con una información detallada del historial del vehículo, están completamente revisados y vienen acompañados de los servicios y de las ventajas del “todo incluido” de un vehículo de renting: el seguro, el mantenimiento, los cambios de neumáticos, o la asistencia en carretera, entre otros.

Buscador de coches

Y además