Los siete motores V8 de producción más pequeños

Ferrari 208 GTB

Gustavo López Sirvent

Aunque estemos acostumbrados a oir que los motores V8 tienen grandes cilindradas, a lo largo de la historia ha habido modelos que su cubicaje ha bajado de los seis o siete litros. Aquí te dejamos siete ejemplos de que los fabricantes, por diferentes motivos, también apostaron por controlar la potencia.

Normalmente, los motores V8 van asociados a cilindradas de altas prestaciones, ya sean de seis o siete litros, que suelen equipar los muscle cars. Pero la historia nos dice que también ha habido ese tipo de propulsores con cubicajes con apenas 2.000 cc.Puede parecer contradictorio pero han existido. Aquí te dejamos unos cuantos ejemplos:

Ferrari 208 GTB

Ferrari 208 GTB

Según nos recuerda la hemeroteca, durante los años 70 y 80 la hacienda italiana cobraba un impuesto del 35 por ciento sobre cualquier automóvil con un motor de más de 2.000 cc de capacidad, con lo que Ferrari anduvo listo y se movió rápido para que sus clientes no se quedaran sin su ya famoso V8. Lo hizo con el Ferrari 208 GTB, que ofrecía sólo 155 CV con un V8 de 2.0 litros.

Ford Pilot

Ford Pilot

Este modelo de Ford, fabricado en el Reino Unido entre 1947 y 1951, equipaba un motor 2.2 litros también con un V8. Tenía muy poca potencia (60 CV) por lo que años más tarde, la firma del óvalo optó por sustituirlo y darle más fuerza. Le instaló un propulsor de 3,6 litros y 85 CV. No era mucho más, pero sí suficiente para la época.

Tatra 603

Tatra 603

A lo mejor tienes que recurrir a Google para saber que este coche es checo y que se comercializó entre 1956 y 1974. Se ofrecía con un V8 de 2.545 cc refrigerado por aire que luego fue reemplazado por una unidad aún más pequeña de 2.474 cc. Era un coche destinado a funcionarios de alto rango y también lo tuvieron algunos propietarios de fábricas de aquel país.

Daimler 250 

Daimler 250

No, no nos hemos equivocado. No es un Mercedes-Benz. Es un Daimler británico que no tenía nada que ver con la compañía alemana. Hace ya bastantes años que se incorporó a Jaguar. De hecho, fue el primer coche del fabricante basado en una plataforma Jaguar (en concreto, el Mark 2). Tenía  el motor V8 de 2,5 litros de 142 CV. 

Alfa Romeo 33 Stradale 

Alfa Romeo 33 Stradale

El Alfa Romeo 33 Stradale tenía un motor V8 de 1.995 cc, que era una versión reducida del 2.6 litros que se incorporó también en el Montreal. Asimismo, usaba una manivela plana en lugar de una transversal. Las versiones de carretera tendrían 227 CV, aunque en versión de carrera esto podría aumentar hasta 266 CV.

Gracias a que pesaba muy poco, el 33 Stradale podía acelerar de 0 a 100 km/h en menos de seis segundos y alcanzar una velocidad máxima de 268 km/h. Nada mal para un coche que se fabricó en el año 68.

Fiat 8V

Fiat 8V Coupe a subasta

El Fiat 8V se fabricó desde 1952 a 1954 y era conocido en italiano como 'Otto Vu'. Contaba con un pequeño motor V8 de 2.0 litros (1.996 cc) que tenía un diseño inusual de válvulas en cabeza de 70 grados con un cigüeñal forjado, carburadores Weber dobles de dos cilindros y una compresión de 8,5:1. Los puertos de escape salían verticalmente de los cabezales de aluminio. 

El 'Otto Vu' desarrollaba 105 CV, más tarde subió 115 CV y

finalmente le dieron 127 CV
con cambios de levas y carburado. Fiat sólo fabricó 114 unidades.

Buick 215

Buick 215

Este coche estadounidense equipaba un V8 de aluminio cuya potencia oscilaba entre 152 y 202 CV y su cilindrada fue de 3.5 litros. Tuvo una versión turboalimentada de 217 CV para su Oldsmobile Jetfire que se construyó entre 1962 y 1963. El motor V8 totalmente de aluminio dejó de fabricarse después de esa unidad.