Pasar al contenido principal

Subastado el último Saab 9-3: ¡esto es lo que han pagado por él!

¡Qué gran regalo para uno mismo!

Imagen de perfil de Redacción Top Gear
Actualizado

Supongo que sabrás que el Saab 9-3 no está entre los coches nuevos que puedes comprar actualmente. Ni ese, ni ningún otro modelo de la firma sueca, que desapareció hace ya unos pocos años. Pero por suerte, todavía quedan algunas unidades como esta que acaba de ser subasta... una muy especial además.

Esto cuestan estos cinco deportivos por renting

Y es que es el último Saab 9-3 que se construyó antes de que su producción fuera cesada. Por tanto, en un futuro (y en no mucho tiempo) podrá convertirse en un vehículo de colección, en un clásico muy codiciado, según aseguran desde la propia casa de subastas.

Además, Saab siempre ha sido una marca con un gran número de seguidores, y a caballo entre las generalistas de toda la vida y las 'premium'. En un limbo por el que también pulularían en este momento Volkswagen, Volvo o incluso Subaru. Por tanto, no era difícil que algún fan de la firma escandinava se emocionara y diera lo mejor de sí mismo para lograr hacerse con el último Saab 9-3 fabricado (con permiso del Saab 9-3 concept que NEVS fabricó en 2017 para homenajear los 40 años del Saab 99 Turbo).

 

El último que se fabricó
Este es exactamente el último Saab que se fabricó

El nuevo propietario se llama Claus Spaangaard, un danés propietario de una tienda de reparación y dueño de dos Saab más, entre ellos la generación final del 9-5. ¿El precio que ha pagado por él? 47.850 dólares... es decir, unos 43.249 euros al cambio actual. "Pensé que debía comprarlo, es el último Saab fabricado después de todo". 

Además, NEVS ha invitado a Spaangaard a visitar el museo de Saab en Trollhattan, la ciudad sueca en la que se encuentra la fábrica actual de Saab.

 

El último Saab 9-3, de 2014, al detalle

Recordemos que en 2010, General Motors vendió Saab a Spyker, pero la empresa quebró al año siguiente y la producción en la planta sueca de Trolhättan llegó a su fin. No obstante, ese no fue el final definitivo del Saab 9-3. La corporación de propiedad china National Electric Vehicle Sweden, o NEVS, reanudó la fabricación de este modelo en el mes de diciembre de 2013, pero el período de actividad fue muy corto. Entre 2013 y 2014, año en el que se volvió a parar todo, se fabricaron 420 unidades de este sedán sueco.

 

El último que se fabricó
Esta unidad iba a ser utilizada para hacer pruebas de un futuro desarrollo

 

Así que este último Saab 9-3 fue construido en 2014. Se trata de un 2.0 Turbo con pack Aero y tracción integral que, según salió de la línea de producción fue apartado para someterlo a pruebas para un futuro desarrollo antes de ser desetimado el proyecto para potenciar otros, como la unión con Koenigsegg o el lanzamiento de coches eléctricos que podremos ver en ya 2020. De ahí que su motor de 220 CV y su caja de cambios automática solo hayan recorrido 66 km.

Y además