Pasar al contenido principal

Vídeo: un mecánico estampa un Mercedes W123 contra un poste de luz

Procura elegir bien el taller donde dejas tu berlina de lujo...

Imagen de perfil de Alex Aguilar
Un mecánico estampa un Mercedes W123 contra un poste de la luz

Internet está repleto de vídeos verdaderamente tronchantes, como éste donde te enseñamos a vaciar una piscina usando tu coche. Y también de vídeos cuyos protagonistas terminan tronchados, como el de cómo destruir una furgoneta sin pasar por el desguace, cómo arrancar una marquesina de autobús imitando a Ken Block... o el de hoy: un mecánico estampa un Mercedes W123 contra un poste de luz. 

¿Cómo te has quedado? Por las imágenes, todo parece indicar que el coche tiene algún tipo de problema con el cable del acelerador, pues éste se queda pisando a fondo incluso después de convertir al modelo de la marca de la estrella en una berlina estrellada. Desde luego, lo que resulta impagable es la reacción de sus dos ocupantes, que no dudan en huir despavoridos como si el coche estuviera cargado hasta los topes con nitroglicerina. 

Un Mercedes-Benz 190 E Evo II de 1990 a subasta... ¡con 1.500 kilómetros!

Pero no te quedes en la anécdota y entiende el mensaje que te queremos transmitir con las imágenes del vídeo donde un mecánico estampa un Mercedes W123 contra un poste de luz: elige bien tu taller. Porque puede que por buscar el mejor precio termines comprando unos neumáticos de tipo G... o dejándole tu preciado coche a un artista como el que te mostramos hace unos meses de un servicio oficial rápido de verdad

¿Sabes lo mejor? Que probablemente el coche sólo haya necesitado tres martillazos y un poco de cinta americana -en serio, si tienes una avería en tu coche que no pueda ser resuelta con cinta americana y bridas, tienes un problema de verdad-: los Clase E son tan duros como para hacer un millón de kilómetros, así que aunque veas que un mecánico estampa un Mercedes W123 contra un poste de luz, ese cacharro podrá seguir rodando unas cuantas décadas más. Se terminará antes el petróleo...

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear