Pasar al contenido principal

¿Que los coches con joystick son lo último? Mercedes ideó el F200 Imagination en 1996...

Mercedes F200

¿Algo de los nuevos tiempos?

No hay duda de que Elon Musk sabe lo que se hace. Si Tesla mueve un dedo, toda la industria se sacude... aunque no siempre está muy claro si lo hace de inquietud o de risa (lo cual tampoco está claro si a su vez lo hacen por inquietud).

Hace nada se anunció el Model S Plaid con un Joystick. No han faltado cejas arqueadas, caras de incredulidad y hasta testimonios de pilotos diciendo que eso es un disparate.

Pero lo cierto es que Tesla no inventó la rueda, ni tampoco el joystick. Saab ya lo hizo en su momento con un 9000; lo mismo se podría decir de las alucinaciones posmodernas de Oldsmobile y, también, de Mercedes, que presentó esta idea en el Vario Concept de 1995.

¿Qué es exactamente el F200 Imagination?

Mercedes F200 Imagination

Básicamente, un coche controlado por joysticks. El concept se presentó en el Salón de París de 1996 y  demuestra que en Stuttgart se quedaron con ganas de evolucionar la idea del Vario Concept, porque en 1996 avanzaron un poco más en la idea con el Mercedes F200 Imagination.

Lo justo aquí es reconocer que todo esto fueron meros brindis al sol, mientras que la compañía de americana de coches eléctricos tiene el sistema con un pie en la producción final...

¿Qué predijo sobre el futuro?

Mercedes F200

Como ocurre en las películas del futuro en la que aparecen coches voladores, este concept avanzaba la idea de que los coches autónomos eliminarían los volantes en su totalidad

Y es que si la conducción autónoma llega a concretarse, los joysticks ocupan mucho menos espacio y funcionan igual de bien durante el 0,01% del tiempo que pasamos conduciendo esa cosa con ruedas que una vez había sido algo apasionante. 

Más al detalle, también predijo la adopción de la tecnología drive-by-wire que está plenamente integrada hoy en día en las transmisiones automáticas de muchas marcas y que llega incluso hasta el steer-by-wire del Infiniti Q50.

En el interior, el joystick lo podrían manejar cualquiera de los dos ocupantes de las plazas delanteras y una pantalla al estilo de la que tiene el actual Mercedes Clase S. Y, aunque quede feo hablar de esto hoy en día, bajo el capó hay un V12 de 6,0 litros.

Mercedes F200

 

Mercedes tomó la idea del joystick y la adaptó en un SL R129, aunque también terminó poniendo en práctica algunas ideas en otros modelos. Por ejemplo, la apertura de las puertas apareció en el SLR McLaren; también tenía un sistema de reconocimiento de voz que terminó siendo el Linguatronic.

¿Qué pasó con el joystick?

Sencillamente falló por lo que tantas cosas fallan: la gente no lo quería. Los humanos, además de ser criaturas generalmente caprichosas y egoístas, también somos de hábitos. Si tenemos algo que funciona, ¿para qué cambiar?

Lo que no erró el tiro fue el coche en sí. Se convirtió en el predecesor del Clase S y el CL de 1999 y adelantó las líneas maestras de la imagen de la marca durante la década siguiente...

Etiquetas:

Concept Cars Motor

Y además

Buscador de coches