Mira cómo los robots fabrican el Tesla Model 3

La presencia de humanos se reduce a la mínima expresión.

La gigafactoría de Tesla ha protagonizado muchos titulares: es una de las fábricas más grandes y modernas, capaz de abastecer de las baterías a sus coches eléctricos. Sin duda será una de las factorías de referencia en el mundo, por sus dimensiones y por su tecnología, pero la fábrica de Tesla en Fremont, California, no se queda atrás en cuanto a tecnología: esta ha alcanzado uno de los mayores niveles de automatización en la industria del motor. En este vídeo puedes ver cómo los robots fabrican el Tesla Model 3.

 

 

No es noticia que una fábrica de coches utilice robots: prácticamente todos los fabricantes los utilizan, ya sea para crear los chasis o realizar un fantástico trabajo de pintura. No obstante, normalmente la presencia humana es considerable: no en el caso de Tesla. Tal como se puede ver en las imágenes, los robots protagonizan la cadena de producción del nuevo Tesla Model 3, ya no solo en la fabricación del chasis o la carrocería, también cuando hablamos de elementos en los que normalmente la presencia humana es más activa, como en la colocación del salpicadero o de los asientos.

En las imágenes se pueden ver algunos detalles interesantes, cómo la instalación del salpicadero, terminado en conjunto en una sola pieza, incluyendo la gran pantalla central desde la que se controlan buena parte de las funciones del coche. Esta automatización obliga a los ingenieros a crear piezas sencillas de manipular por robots y por ello los interiores de un Tesla son tan sencillos y minimalistas

 

Vídeo: así es la nueva fábrica de Lamborghini

 

Tesla está arrancando con menor ritmo del previsto la producción del Tesla Model 3 y ya ha confirmado que no será hasta el primer trimestre de 2018 cuando alcance su nivel de producción previsto para su modelo más barato. Sin duda, poner en marcha todo un sistema de producción tan complejo no parece sencillo y el mercado es exigente, pero no tengo duda que todo esto, una vez empiece a rodar y a perfeccionarse, será definitivo. ¡Esperemos que aguanten el chaparrón inicial!

Lecturas recomendadas