Pasar al contenido principal

Las 5 cosas más alucinantes del Tesla Model X: ¡para dejar al suegro con cara de tonto!

Un alarde de tecnología para embelesar al personal.

suv tecnologia futuro lujo

La prueba de un Tesla Model X es un acontecimiento, más allá de lo que puede ser el coche como un mero medio de transporte. Un acontecimiento no solo para el que lo está probando, sino para todos aquellos que te rodean, especialmente para los de más edad: abuelos, padres o suegros se rendirán a tus pies y babearán litros de babas de asombro cuando les muestres las cosas más sorprendentes del Tesla Model X. ¡Un no parar de tecnología aplicada hacia el marketing para impresionar! Si hay que llamar la atención, Elon Musk sabe muy bien cómo hacerlo.

 

Easter Egg’s

 

 

No te pierdas todas las novedades del Salón de Ginebra 2018

No se puede entender a Tesla sin internet y sin el concepto de ‘coche conectado’. Esto hace que cada uno de los Tesla Model X que circulan por el mundo puedan ser constantemente actualizados por las mentes jóvenes y lúcidas de los informáticos frikis de Palo Alto. No es de extrañar pues que existan los ‘Easter Egg’s’, una especie de bromas que tu coche te gasta cuando menos te lo esperas. Hay que reconocer que es algo brillante y convierte a este SUV en algo completamente diferente entre los coches nuevos que podemos encontrar hoy en el mercado. Todos son chulos, pero resulta especialmente espectacular el modo Celebración del Tesla Model X: una fiesta de luces y música que convertirá a tu coche en una estrella del espectáculo. ¡Flipante!

 

Puertas

 

 

Elon Musk es un genio del marketing: sabe muy bien cómo vender su producto. El Model X es una especie de versión monovolumen del Tesla Model S, con un extra de espacio notable. Bien, algunos lo llamarán SUV, no importa, eso es lo de menos: la cuestión es que es un coche menos agraciado estéticamente que su hermano sedán y había que hacer algo para que su estética diese una nueva vuelta de tuerca. Dicho y hecho: las puertas de halcón del Tesla Model X obran el milagro. Consiguen una estética única, exclusiva a nivel mundial, nunca se había hecho algo así. Dota de un aspecto moderno y tecnológico al conjunto y la verdad es que consiguen un acceso muy bueno a las plazas traseras. Un golpe de imagen que deja alucinado a todo el mundo que lo ve: ¡ningún coche había atraído a tantos curiosos durante una prueba como este!

 

Autopilot

 

suv tecnologia futuro lujo

 

No tengo dudas que este es el elemento más sorprendente para aquellos familiares que todavía viven en el pasado: ¡ah, y será el chascarrillo con el que comentar la jugada una y otra vez! El piloto automático del Tesla Model X funciona más o menos bien: en autopista es ejemplar, pero en carreteras nacionales no es tan eficaz. En cualquier caso: apenas necesitas 200 metros de conducción con las manos en los bolsillos para que los gestos de incredulidad hagan acto de presencia entre tus ocupantes. Serás ‘trending topic’ en las partidas de dominó de tu abuelo y no se hablará de otra cosa en las cenas de navidad de los próximos tres años. 

 

Aceleración

 

suv tecnologia futuro lujo

 

Mi unidad de pruebas era el Tesla Model X 100D: sí, ya sé que le falta la ‘P’ para terminar de ser espectacular. Bueno, este coche corre mucho y eso también es algo que sorprende a más de uno. Además, lo hace en total silencio y con una patada inicial brutal. No te quiero decir nada si tienes entre manos la versión P100D con el famoso ‘Ludicrous mode’: en ese caso la anécdota puede terminar en infarto. Es algo que sorprende y que lo hace bastante especial: ¡que un SUV de 2,5 toneladas pueda pasarse por la piedra a superdeportivos de más de 600 CV roza la irrealidad! Si no lo veo…

 

Pantalla

 

 

Y por último, otro de los gestos de exclamación más comunes cuando alguien conoce por primera vez al Tesla Model X: “¡buah, qué pantalla!”. Un clásico recurrente que se repite una y otra vez cada vez que se lo enseñas a alguien no muy metido en el mundo del automóvil. La verdad es que sus 17 pulgadas y su gran nitidez es algo diferente en el mundo del motor y resulta sorprendente y muy agradable de usar con el paso del tiempo. Desde esa pantalla se controla el coche, por completo, y aunque algunos pueden afirmar que es una herramienta que puede despistar al conductor, la verdad es que en la práctica resulta muy cómoda y fácil de utilizar: si quieres poner tu cantante favorito en Spotify siempre puedes colocar un momento el piloto automático.

Todos los detalles, gama y precio del Tesla Model X

Lecturas recomendadas