Pasar al contenido principal

Nos subimos a las 5 mayores frikadas del Salón de Pekín 2018

Nos 'crecemos' y subimos a las 5 mayores frikadas del Salón de Pekín 2018... cuando no nos echan a voces y en chino.

Imagen de perfil de Rodrigo Fersainz
Frikadas del Salón de Pekín 2018

Todo iba más o menos bien, con la acreditación y eso, después de un día entero de viaje, sin que nadie por la calle hable inglés... hasta que uno entra en este peculiar 'motorshow' y todo son desgracias. Uno: no he dormido en 24 horas (es lo que tiene llegar según amanece a un sitio así). Dos: no he comido en no sé cuánto tiempo y lo que me he encontrado por ahí seguía vivo y reptaba. Tres: hay demasiada gente en todas partes. Cuatro: por venir 'elegantón', ya no tengo pies, porque los zapatos nuevos me han rozado todo. Y cinco: la boina de contaminación que hay por aquí ya no se puede llamar ni 'txapela'. Pero lo PEOR de todo no es eso, es que sólo conozco un par de marcas de coches de aquí y me siento RARÍSIMO. Así que, para animarme, he decido subirme a las 5 mayores frikadas del Salón de Pekín 2018...

...y ya advierto de que si crees que los chinos gritan mucho, no veas cuando les tocas los... prototipos. 

Esta feria del automóvil rebosa exotismo y modelos raros. Uno se acerca a un expositor con su mejor sonrisa y lo primero que hace es comprobar que ese Volkswagen Tiguan no lo es.

No te pierdas las 5 peores copias del Salón de Pekín 2018.

Que que aquel coche bicolor con techo de Opel Crossland-X, tampoco. Que si cada parrilla de Mazda correspondiera de verdad a un vehículo de esa marca, los japoneses ya podían irse de vacaciones hasta el año que viene... Y que el Fiesta pintón que hay en esa esquina ni es Ford, ni es Fiesta, pues la única 'fiesta nacional' que hay en muchos stands es la de la copia. 

Frikadas del Salón de Pekín 2018

Sin embargo, tampoco es oro todo lo que reluce (y menos, en China). Pues aunque haya tanto plagio, en ocasiones la influencia de los grandes fabricantes europeos y americanos está más que justificada, ya que son algunos de estos los que se alían con las grandes corporaciones locales para vender coches del gusto patrio (sedanes muy grandes, SUV inflados, cambios automáticos, colores negros, beige y dorados...) y llevarse su trocito de pastel -que aunque sea pequeño, cualquier negocio con el 'gigante asiático' supone muchos ceros.

Frikadas del Salón de Pekín 2018
Frikadas del Salón de Pekín 2018

Y hay más: tras el dolor de todo (físico, por los pies; moral, por las copias; del orgullo por no controlar demasiado este mercado) y la falta de alimento (que bien me vino el ratito que pedí prestados los asientos de la furgo de abajo), uno pierde la noción de todo y cuando llega a ciertos expositores de marcas japonesas y europeas y ve coches que no se venden en nuestro país, piensa que ese es el mejor remedio para la piratería industrial en Asia: diseñar algunas series por y para ellos. 

Frikadas del Salón de Pekín 2018
Frikadas del Salón de Pekín 2018

 

¿Y dónde están mis frikadas 'made in China'? Pues entre semejante panorama, cuesta hacer una selección de 5 como la de la galería. Pero en cuanto no han mirado, me he subido a las 5 mayores frikadas de este Salón de Pekín 2018... Y si he visto que me la jugaba demasiado (los chinos culturalmente tienden a omitin el "no", pero no la cara de Bruce Lee enfadado), pues... me he subido a otras. 

1 Prototipos autónomos

El primer artefacto que ves en la galería es el coche autónomo según se lo imagina Polestar, uno de los fabricantes que más parten la pana allí. La palabra te sonará (no es casualidad) por el apellido que llevan algunos Volvo de la nueva hornada. Y por si fuera poco, uno de los coches más atractivos del salón es el coupé Polestar 1, con la zaga del espectacular Volvo S90. 

Los drones de la DGT: ¿multan ya?

Del Polestar autónomo quédate con la línea, porque sólo es un estudio de diseño para justificar que saben innovar y que dentro pueden meter 'mogollón' de aparatos electrónicos que sustituyan en el futuro el volante y, cómo no, al conductor. 

2 Polestar Coupé

Este otro modelo también es genuinamente chino (por atrevido o por hortera, como prefieras llamarlo). Si la zaga llama la atención por lo que yo he querido interpretar como guiños retro, imagina esa luz naranja que corona el capó.

Frikadas del Salón de Pekín 2018

 

De hecho, es otra característica de esta marca y de muchos fabricantes además de Polestar (BYD, WEI...): iluminarlo TODO con lucecitas de colores. 

3 Dragones y McLaren

El 570 GT MSO Cabbeen Collection es un ejemplo inmejorable de cómo un fabricante como McLaren (que compartía pabellón con Lamborghini, Bentley, BMW, Mercedes, Porsche...) ha decido adaptarse a los gustos (y a los dineros) de la nueva clase emergente de nuevos ricos.Así que ahí va una fiera como el 570 decorado con llantas doradas mate y dragones a juego en pegatinas de las puertas y estampados de asientos -con hilo de oro, por cierto-. Nota curiosa: mientras que Mercedes, Alfa Romeo y Renault, por ejemplo, han presumido de su presencia en F1 show cars, no había atisbo del monoplaza de Alonso en su expositor.

4 Toyota Concept-i 

No todo va a ser despilfarro en Pekín, pues la gran tendencia de este año ha sido la elecrificación. Por ejemplo, Toyota ha llevado cosas tan interesantes como sus prototipos eléctricos Concept-i y esta especie de patinete enchufable para guardarlo en el maletero, aparcar el coche en las afueras de una gran ciudad y recorrer con este triciclo la llamada "última milla": el Concept-i Ride. 

5 Baic... de ¡6 ruedas motrices!

Baic es uno de los fabricantes más capiotas de China entera y parte del extranjero. Si no, deberías ver el BJ40 (mezcla de Jeep Renegade, Wrangler y Cherokee) o esta especie de Mercedes Clase G 'friki': gigante, enchufable y con tracción 6x6. 

Las otras frikadas

En fin, en breve seguiremos colgando más fotos de cosas chulas. La verdad es que me estoy habituando demasiado rápido a los gustos de aquí y me doy miedito. Y como en este país hay que andarse con pies de plomo (y los míos son ya de ión-litio pero en hinchado), me marcho ya antes de que descubran que soy yo el que ha toqueteado algunas cosas con ruedas... y que no soy yo el de la foto de apertura de este reportaje.  

 

 

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear