Pasar al contenido principal

Bentley Continental GT 2018: ¡quiere ser el protagonista en Frankfurt!

Un coche que necesitaba una renovación de manera urgente. ¡Ya lo tenemos aquí!

El Bentley Continental GT 2018 se va a convertir sin duda en una de las novedades del Salón de Frankfurt 2017 más importantes, ya que es un coche que se lleva esperando mucho, mucho tiempo. Llega con un diseño espectacular, inspirado en el Bentley EXP 12 Speed 6e Concept, y con importantes novedades, especialmente en un interior que rezuma tecnología y lujo, mucho lujo.

“Bentley lleva más de un siglo en lo más alto entre los Gran Turismo de superlujo. La nueva generación del Bentley Continental GT es el pináculo de nuestro diseño y de la ingeniería más moderna que podemos ofrecer a nuestros clientes.” Esta afirmación es de Wolfgang Durheimer, CEO de Bentley Motors y uno de los responsables de este nuevo Bentley Continental GT. Lo primero que debemos analizar es el exterior, donde se puede apreciar un diseño claramente inspirado en los últimos prototipos presentados por la firma británica. El frontal luce ahora una parrilla más grande y que busca obtener el mayor protagonismo, acompañado de un faro interior más grande y con un nuevo paragolpes que luce unas nuevas tomas de aire en el lateral verticales que buscan aportar mayor empaque.

 

Bentley Continental GT 2018 en vídeo

 

El lateral probablemente sea lo que menos cambia del Bentley Continental GT 2018: es en la trasera cuando regresan los cambios. Los faros más pequeños y una caída más pronunciada del portón del maletero hacen que se vea más ligera y minimalista. Creo que será la parte más controvertida en el apartado estético, pero sin duda no choca, algo fundamental en un coche eminentemente conservador como este.

No obstante, lo más interesante de la carrocería es el uso intensivo de aluminio, lo que le permite rebajar 80 kg el peso total: una rebaja importante pero que se me antoja algo corta para lo que dicta la tecnología actual, ya que seguirá superando con holgura las dos toneladas de peso. La tecnología Super Formed se utiliza por primera vez en un coche en una carrocería completa, una tecnología que calienta este metal hasta los 500 grados para poder darle mejor forma, permitiendo a los diseñadores una mayor facilidad para crear formas más complejas. Otra de las novedades es el uso de faros de LED con tecnología Matrix, mientras que en el diseño exterior se ha mimado mucho las posibilidades de configuración, con al menos 17 colores para el exterior y numerosos estilos para las llantas, desde 21 hasta 22 pulgadas en distintos acabados.

Un interior suntuoso y tecnológico

El interior del Bentley Continental GT 2018 es un ejemplo de interior lujoso. Un ejemplo: cada coche utiliza diez metros cuadrados de madera y se instala en el coche de manera completamente artesanal durante nueve horas por un especialista. También utiliza materiales nobles como el aluminio, que se utiliza con una nueva técnica automatizada que permite conseguir grabados con un grosor de apenas 0,6 milímetros en detalles como los aireadores del sistema de climatización. El objetivo de combinar materiales es crear un interior con muchas texturas y detalles, también la combinación de la tecnología es fundamental.

 

 

Por ejemplo, cuando se enciende el coche, la madera presente en la parte superior del salpicadero se desplaza silenciosamente hacia la parte trasera y emerge la mayor pantalla jamás creada por la marca: con 12,3 pulgadas y calidad retina, aglutina buena parte de las funciones multimedia del coche. Por supuesto, toda la tecnología está muy presente: conectividad al más alto nivel o un equipo de audio de hasta 2.200 vatios que te pueden dejar sordo si te despistas.

Más cómodo que nunca

Otra de las novedades del Bentley Continental GT 2018 es la incorporación de una renovada suspensión neumática, con amortiguadores capaces de almacenar hasta un 60% más de aire en su interior, lo que permite un mayor confort cuando se selecciona el modo más blando de los amortiguadores. También incorpora el sistema Bentley Dynamic Ride, capaz de actual de manera automática sobre cada barra estabilizadora para mejorar el dinamismo en curvas: el sistema contrarresta de manera constante las fuerzas laterales para evitar el balanceo y no solo mejorar el dinamismo, sino también el confort. 

 

 

El sistema CDC (Continous Damping Control) es el encargado de mantener siempre a los amortiguadores en su nivel correcto de dureza y es capaz de analizar constantemente elementos como la distancia de las ruedas a la carrocería o el balanceo en las curvas para asegurar un óptimo reglaje de la suspensión en cada instante. 

Pocas novedades mecánicas

Personalmente me ha sorprendido que Bentley mantenga el motor W12 biturbo y no apueste por una mecánica más pequeña, como el V8 que ya utilizaba la gama del Bentley Continental y que pude disfrutar en la prueba del Bentley Flying Spur V8 S. El renovado motor mejora la eficiencia gracia a una nueva gestión del motor capaz de realizar 300 millones de cálculos por segundo para optimizar la combustión y el resto de procesos. Produce 635 CV y 900 Nm de par, una auténtica barbaridad, mientras que el consume se reduce en un par de litros a los cien, aunque la cifra sigue siendo alta: 12,2 litros cada 100 km. 

 

 

La novedad más importante en este apartado es la incorporación de un cambio de doble embrague, así como un sistema de launch control para salidas de infarto. La potencia se envía a las cuatro ruedas gracias a un nuevo sistema de tracción integral activa, capaz de enviar el para a cada eje según las necesidades, aunque de manera habitual, el sistema intentará utilizar al máximo posible la tracción en el eje posterior, para optimizar el consumo y las emisiones.

En definitiva, el Bentley Continental GT 2018 llega con un diseño renovado, mucha tecnología encubierta sobre toneladas de cuero y madera, pero todavía con un peso bastante elevado y un motor que, aunque lo intenta, queda lejos de la eficiencia que se espera de un coche nuevo actual. ¿Cuánto tardaremos en ver una versión híbrida? No creo que demasiado.

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear