Pasar al contenido principal

El Rolls Royce Ghost 2020 muestra el cambio de mentalidad de la marca

Imagen de perfil de Luis Guisado

Cambio de mentalidad

El Rolls Royce Ghost 2020 es la prueba de que el mundo se está volviendo demasiado complicado. Veamos: ¿has pasado el examen financiero con suficiente nota como para que Rolls Royce te considere digno? Perfecto. 

Lo único que el fabricante inglés no quiere exactamente este tipo de imagen para la segunda generación del Ghost. De hecho, en Goodwood aseguran que el estilo refleja una filosofía "post opulenta" que rechaza las expresiones superficiales de riqueza. 

En Rolls lo consideran un diseño "minimalista" y "discreto". Sin embargo, el Ghost actualizado en este extraño 2020 hay 20 leds para iluminar la mítica rejilla y es 30 mm más ancho que la generación anterior gracias a su nueva plataforma de aluminio (deja atrás la del BMW Serie 7 que utiliza desde 2009) que es la misma que se usa para el Phantom y el Cullinan que se llama 'Architecture for Luxury'. ¿Minimalista? ¿En serio?

También necesitarás una billetera abultada para comprarlo: 233.000 euros antes de impuestos... y sin tocar a la lista de opciones. Pero recuerda, es para aquellos que no quieren presumir, así que a lo mejor estamos ante el primer Rolls que tiene más modelos de serie rodando por la calle que personalizados de un modo u otro.

El Rolls Royce Ghost Ghost siempre ha sido considerado un modelo de acceso, aunque evidentemente no tiene las mismas connotaciones que si te haces con un Dacia básico. Aquí se supone que se trata de una berlina cuyos propietarios realmente quieren conducir, al contrario de lo que puede ocurrir con el Phantom, por ejemplo.

El nuevo Ghost entra de lleno en el siglo XXI: tiene tracción total y dirección en las cuatro ruedas, así como un nuevo sistema de suspensión que aísla aún más de lo que ocurre bajo sus inmensas ruedas. 

El Ghost 2020 da paso a un nuevo mundo tecnológico

Interior del Rolls Royce Ghost

También hay mucha más tecnología para hacer las cosas cómodas sin esfuerzo, incluido el sistema 'Flagbearer' que escanea el camino por delante y prepara la suspensión para posibles badenes o baches, así como la transmisión asistida por satélite que usa datos de GPS para preseleccionar marchas en la caja automática de 8 velocidades según te acercas a una curva.

El Rolls Royce Ghost es el más avanzado tecnológicamente de toda la familia, pero aún mantiene el motor V12 biturbo de 6,75 litros. Aquí entrega 571 CV y un par de 850 Nm desde tan solo 1.650 rpm, por lo que sus prestaciones están a la altura de algún que otro superdeportivo: el 0 a 100 km/h lo hace en 4,8 segundos, lo que no está mal para un coche de 2.500 kilos.

También es impresionante: el CEO de Rolls, Torsten Müller-Ötvös, afirma que los únicos componentes directamente transferidos del Ghost de primera generación son el Espíritu del Éxtasis y los paraguas. No es de extrañar que esto haya tardado una década en llegar...

¿Qué más podemos decirte? Bueno, el Rolls Royce Ghost 2020 ahora tiene puertas completamente eléctricas, más de 100 kg de aislamiento acústico y un "sistema de purificación microambiental" que puede eliminar casi todas las partículas ultrafinas del interior en menos de dos minutos, algo que, en los tiempos que corren, es muy de agradecer...

Discreto, sin duda.

Más:

Lujo

Buscador de coches

Y además