Pasar al contenido principal

El coche británico más caro jamás vendido

Se nos va de las manos.

Imagen de perfil de Alex Aguilar

El Concurso de elegancia de Pebble Beach -aquí tienes los coches más caros subastados allí en 2016- siempre es un buen lugar para encontrar auténticas joyas con ruedas ansiosas por unirse a un nuevo dueño. A precios no demasiado asequibles, precisamente: el primer Aston Martin DBR1 se ha vendido por 19 millones de euros... y ni siquiera es el modelo que más dinero se ha llevado por delante al cambiar de manos de la marca. 

Una historia de éxitos: todos los Aston Martin DB

Deja de frotarte los ojos y presta atención, porque voy a explicarte el motivo por el que este Aston Martin es tan valioso: además de ser el primer chasis que salió de la cadena de montaje de la firma británica en 1956, cuya puesta de largo tuvo lugar en las siempre espectaculares 24 Horas de Le Mans de ese mismo año. Aunque no pudo terminar la prueba debido a un fallo en su transmisión, dejó ver sus aptitudes para conseguir la victoria... a pesar de contar con un bloque de 2,5 litros que muy poco podía hacer contra el de 3,4 que montaba su enemigo natural de la época: el Jaguar D-Type.

 

 

Para el año siguiente montaría un nuevo motor de tres litros con mayor capacidad y pronto empezarían a llegar los buenos resultados, que se vieron coronados con la victoria en los 1.000 kilómetros de Nürburgring -aquí todos los datos del circuito que debes conocer- en manos de Jack Fairman y Stirling Moss. Sí, ese Stirling Moss. Y no creas que su pedigrí se queda ahí: en su precioso volante de madera pusieron las manos figuras de la talla de Carrol Shelby -¿sabes que su arma secreta podría pasar a producción?- y Jack Brabham. ¿Tienes ya suficientes motivos para entender que el primer Aston Martin DBR1 se haya vendido por 19 millones de euros? Pues debes saber que el chasis número 2 se vendió hace algún tiempo por 20 millones de libras. Sí, eso son más de 21 millones de nuestros euros.

Según RM Sotheby´s, la casa de subastas de coches encargada de gestionar su puesta en el mercado, el bloque que monta el primer Aston Martin DBR1 vendido por 19 millones de euros ha sido completamente restaurado por Richard Stewart Williams, un especialista de la marca. ¿Habrías preferido tener a mano el bloque original para poder dejarlo tal y como vino al mundo? No sufras: el lote incluía la mecánica original bien protegida y desmontada del coche para salvaguardarla del sufrimiento propio de haberlo empleado en alguna que otra exhibición... como el evento Revival de Goodwood -aquí las imágenes más curiosas que pudimos hacer por allí este año-.  

 

VÍDEO: los 5 mejores Aston Martin de la Historia

Lecturas recomendadas